Muere un aficionado tras una pelea entre ultras del Atlético y el Deportivo

Muere el hombre herido en la reyerta de fútbol entre aficionados del Deportivo de La Coruña y el Atlético de Madrid, en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón. El aficionado ingresó en parada cardiaca y con hipotermia en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Clínico de Madrid y horas después fuentes sanitarias comunicaron su fallecimiento.

Siguenos en facebook Guia Latina Valencia


El aficionado gallego que se encontraba en estado crítico tras una reyerta entre aficionados del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña ha muerto a primera hora de esta tarde. La pelea tuvo lugar sobre las 9.00 horas de la mañana en las proximidades de Madrid Río, en los alrededores del estadio Vicente Calderón, tres horas antes de que se celebrase el partido. Durante la reyerta, otras 12 personas, entre ellas una agente, han resultado heridas.

El fallecido es un hincha de 43 años llamado Francisco Javier Romero Taboada. Estaba casado, con un hijo de cuatro años, y era conocido por el sobrenombre de 'Jimmy', según informa Natalia Puga desde Galicia. Pertenecía a una facción de los hinchas más radicales del Deportivo, los Riazor Blues, y dentro de ella, formaba parte de una de las alas más radicales: Los Suaves.

La pelea, con varios focos, se ha producido por la zona de Avenida de Manzanares, calle Virgen del Puerto y calle San Rufo. Al fallecido lo ha tenido que rescatar del río Manzanares la Unidad de Buceo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Una vez extraído del agua, efectivos del Samur-Protección Civil han comprobado que presentaba un traumatismo craneoencefálico, hipotermia, y estaba en parada cardiorrespiratoria.


Tras varios minutos realizándole maniobras de reanimación han conseguido sacarle de la parada y le han trasladado en estado crítico al Hospital Clínico, donde finalmente ha fallecido.


Por otra parte, el Samur ha atendido a otros 11 aficionados del Atlético de Madrid y del Deportivo, uno de los cuales también estaba en el río, y a una agente de Policía con contusiones.


Las atenciones en la mayoría de estos casos han sido por brechas en la cabeza producidas por golpes, por lo que unos han sido trasladados a centros hospitalarios para realizarles una sutura y otros han sido dados de alta en el lugar. En total, tres aficionados han resultado heridos leves tras varios 'pinchazos' por arma blanca.

21 detenidos hasta el momento.

Un total de 21 personas han sido detenidas y unas 90 identificadas, según los datos de la Policía Nacional. Los arrestados son miembros del Frente Atlético, del Riazor Blues ('ultras' del Deportivo), de Alkor Hooligans ('ultras' del A.D. Alcorcón), y dos de Bukaneros ('ultras' del Rayo Vallecano).


Un herido del Frente Atlético.

Se les acusa de riña tumultuaria y en dos casos, además, de atentado, resistencia y desobediencia. La Policía ha tomado la filiación a más de 60 ultras del Deportivo, que han sido devueltos a La Coruña.


Durante el operativo policial, han sido intervenidos palos y otros instrumentos agresivos, de acuerdo con las fuentes policiales.


Según relata un hostelero de Avenida de Manzanares, los aficionados radicales han ido arrasando todo lo que encontraban a su paso, como sillas y mesas, que han sido arrojadas durante la batalla campal. "Había sangre por todos los lados", describía la escena el dueño de una cafetería.


Los ultras de ambos equipos habían quedado para pegarse antes del partido a través de WhatsApp. Los incidentes han comenzado cuando los aficionados del Depor han bajado de los autobuses que les traían de La Coruña y que han sido aparcados la Cuesta de San Vicente, donde lo hacen siempre los vehículos de los seguidores del equipo rival en el Calderón.



Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0