Los extranjeros o de doble nacionalidad, peor pagados que los españoles

UGT:  "La crisis ha conducido a las personas de nacionalidad extranjera a una pobreza insostenible"


Los extranjeros cobran de media un 35,9 por ciento menos que los españoles y los que tienen doble nacionalidad, hasta un 30,2% menos, según un estudio de UGT con motivo de la conmemoración, el 21 de marzo, del Día contra la Discriminación Racial, que alerta de las consecuencias del "efecto huída" que las diferencias en tiempos de crisis está provocando entre parte de la población residente en España.


Según explica, la brecha salarial por nacionalidad y origen se ha incrementado durante la crisis económica. Si en 2006 el salario medio de una persona de nacionalidad extranjera era del 28,5%, en 2013 alcanzaba ya el 35,9. Con las personas de doble nacionalidad (española y otra) ocurre algo similar: la distancia ha pasado del 19% al 30,2 en siete años.

UGT llama la atención sobre el hecho de que el 32,9% de las personas con doble nacionalidad hispanoablantes tienen educación superior y sin embargo, casi el 20% cobra menos de 638 euros al mes, lo que entre los españoles afecta al ocho por ciento de los trabajadores. "La crisis ha conducido a las personas de nacionalidad extranjera a una pobreza insostenible", afirma.



En opinión del sindicato, "el desempleo es el origen del aumento de desigualdades preexistentes en el mercado de trabajo", ya que los extranjeros fueron "los primeros en quedarse sin empleo" con una tasa de paro que comenzó a aumentar ya en 2005 y se agravó entre 2007 y 2008. En el último trimestre del año pasado, alcanzaba el 36,96%, frente al 22,39% de la población con nacionalidad española.



El resultado es que entre 2012 y 2013 medio millón de personas abandonaron España, un "efecto huída" que de todas las nacionalidades que UGT atribuye "al desempleo, la ausencia de rentas o la precarización insostenible de los salarios y la pobreza" y que "está agravando las desigualdades y la discriminación".


En este sentido, recuerda algunos datos, como que la tasa de personas en riesgo de pobreza o exclusión creció un 27,5% en los extranjeros y un 2,1% en los españoles entre 2007 y 2013, que el 47,8% de los nacionales de otros países se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, frente al 35,1% de los europeos y el 16,5% de los españoles o que la renta de un no comunitario es un 48,2% inferior a la de un nacional español.


"Es urgente afrontar una situación que tiene repercusiones en personas, que son parte de la sociedad española, y que las está empujando a abandonar este país. Esta precaria situación y el efecto huida que provoca, tanto de población de nacionalidad extranjera como española, tiene consecuencias económicas, sociales y humanas para hoy y para el futuro de España", dice UGT.


En total, entre 2013 y 2014 la población extranjera residente en España se redujo en 522.751 personas, de las que 358.442, el diez por ciento, son niños menores de 15 años. Desde el año 2012 España ha perdido un 1,04% de su población, 493.980 personas, de las que más de la mitad eran de la UE y el resto, de terceros países.

Fuente: EUROPA PRESS


Déjanos tu opinión:

Escribir comentario

Comentarios: 0