América Latina: Dónde deberías vivir para conseguir un contrato de trabajo indefinido

De este estudio se desprenden varias características que han cambiado el panorama laboral en latinoamerica


El mundo del trabajo está cambiando profundamente, en un momento en que la economía mundial no crea el número suficiente de empleos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha estimado que el desempleo mundial en 2014 se elevó a 201 millones de personas, cifra que superó en 30 millones el volumen de desempleo que había antes de la crisis en 2008.


El informe de la OIT, titulado 'Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: El empleo en plena mutación', ha asegurado que dar trabajo a los más de 40 millones de personas que se incorporan al mercado laboral cada año es "un desafío de enormes proporciones".


Además, a la falta generalizada de empleos se suman los nuevos retos derivados de la transformación radical que está experimentando la relación de empleo. Se ha producido un alejamiento con respecto al modelo estándar de empleo, que es cada vez menos predominante en economías avanzadas.


En las economías emergentes y en desarrollo, aunque se ha observado cierto fortalecimiento de los contratos y las relaciones de empleo, "el empleo informal sigue siendo una práctica corriente en  muchos países y la utilización de contratos de muy corta duración y de horarios de trabajo irregulares se está generalizando en los tramos inferiores de las cadenas de suministro mundiales", desarrolla el informe.


En la actualidad, el empleo asalariado solo representa alrededor de la mitad del empleo mundial. En varias economías avanzadas se ha registrado una tendencia hacia la disminución de la proporción del empleo asalariado, que se aparta de la evolución histórica.


Las mujeres constituyen una parte desproporcionadamente alta de las personas ocupadas en modalidades de empleo asalariado temporal o a tiempo parcial. El modelo de empleo estándar es cada vez menos representativo en el mundo laboral actual, ya que menos de uno de cada cuatro trabajadores está empleado hoy en condiciones que corresponden a ese modelo.


En cambio, está creciendo el trabajo por cuenta propia y otras formas de empleo que quedan fuera del ámbito de los acuerdos suscritos tradicionalmente entre los empleadores y los trabajadores asalariados. En las economías emergentes y en desarrollo, la tendencia histórica hacia la extensión del empleo asalariado se está ralentizando.

LA SITUACIÓN EN AMÉRICA LATINA

En diversas economías avanzadas y en desarrollo, los Gobiernos han aplicado combinaciones de políticas en materia de protección social y de mercado de trabajo que han permitido incrementar el empleo formal.


Esto ha sucedido en Argentina y Brasil, donde "la adopción de modalidades innovadoras de protección social ha ayudado a mejorar la seguridad del ingreso de los trabajadores en situaciones de empleo vulnerable".


En este sentido, Brasil, Argentina y Uruguay han podido generar más oportunidades de empleo en los últimos años, como resultado del crecimiento económico y las políticas macroeconómicas, o formalizando el empleo informal a través de un número de esquemas innovadores.


Por ejemplo, en Brasil, el programa Bolsa Escola, en 2001, que continuó como Bolsa Familia en 2003, suponía una dotación económica para las familias que escolarizaran a sus hijos. Como resultado de estos esquemas variados, en 2007, el 45 por ciento de los brasileños vivían en un hogar con algún tipo de transferencia de dinero público.


En lo que se refiere a la seguridad social, en siete países de la región (Bolivia, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay y Venezuela) es voluntario tener seguridad social para los trabajadores por cuenta propia, lo que implica una menor seguridad en el futuro.

LOS CONTRATOS INDEFINIDOS

El informe también ha revelado datos sobre los países latinoamericanos donde es más probable conseguir un contrato indefinido. A continuación, el porcentaje de trabajadores con contra indefinido por países, siendo los mejores para conseguirlo Bolivia y Perú.


Bolivia: 90% o más

Perú: 90% o más

Ecuador: 75-90%

Nicaragua: 75-90%

Honduras: 75-90%

Guatemala: 75-90%

Brasil: 50-75%

Panamá: 50-75%

México: 50-75%

Chile: 50-75%

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0