7 países de Latinoamerica en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro

Siete países de América Latina poseen lugares declarados Patrimonio de la Humanidad y que actualmente se encuentran inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la Unesco.


Se trata de Belice (Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife); Bolivia (Ciudad de Potosí); Chile (Oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura); Honduras (Reserva de la Biosfera del Río Plátano); Panamá (Fortificaciones de la costa caribeña de Panamá: Portobelo y San Lorenzo); Perú (Chan Chan Zona Arqueológica); y Venezuela (la ciudad de Coro y su puerto).


La Lista del Patrimonio Mundial en Peligro está diseñada para informar a la comunidad internacional de las condiciones que ponen en peligro las mismas características por las que una propiedad fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial, y fomentar la acción correctiva.


En virtud de la Convención de 1972 sobre Patrimonio de la Humanidad, un bien Patrimonio Mundial, puede inscribirse en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, cuando la propiedad se encuentra ante un peligro inminente específico y probado, o se enfrenta a las amenazas que pudieran tener efectos perjudiciales en sus características inherentes, bien en sus propiedades culturales o naturales.


De dicha lista se sale cuando esas amenazas han cesado, caso reciente del Parque Nacional de Los Katíos (Colombia), que fue retirado este martes, 30 de junio, de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la Unesco, gracias a una mejora significativa en la gestión del sitio y a las medidas concretas tomadas por Colombia para reforzar la lucha contra la explotación forestal ilegal y la sobrepesca.


ARRECIFE DE BELICE

Dentro de la actual Lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la Unesco, integrada por 46 lugares de todo el mundo, figura el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice, el segundo sistema de arrecifes más grande del mundo.


Se trata de un sistema natural excepcional, y un hábitat importante para especies amenazadas, incluidas las tortugas marinas, manatíes y el cocodrilo marino americano.


Inscrito como Patrimonio Mundial de la Unesco en el año 1996, e integrado por 7 áreas protegidas, en el año 2009 fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro debido a la preocupación por la venta, arrendamiento y el desarrollo de las islas de manglares y la ausencia de un marco normativo sólido destinado a garantizar sus valores excepcionales y únicos.


En enero de este año, el Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco, en cooperación con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), llevó a cabo una misión de apoyo técnico a Belice con el objetivo de ayudar al Gobierno en sus esfuerzos para elaborar una hoja de ruta para la eliminación de la barrera de coral de Belice en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.


POTOSÍ (BOLIVIA)

También se encuentra inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro la ciudad de Potosí (Bolivia), que en el siglo XVI fue considerada como el mayor complejo industrial del mundo, gracias a la explotación de plata, cuya extracción se realizaba mediante una serie de molinos hidráulicos.


Inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en 1987, el sitio se compone de los monumentos industriales del Cerro Rico, donde el agua es proporcionada por un intrincado sistema de acueductos y lagos artificiales; la ciudad colonial con la Casa de la Moneda; la Iglesia de San Lorenzo; varias casas patricias; y los barrios mitayos, las zonas donde vivían los trabajadores.


En junio del año pasado, el Comité del Patrimonio Mundial incluyó a la ciudad en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro por la degradación potencial del lugar histórico debido a las operaciones mineras; la inestabilidad y el riesgo de colapso del Cerro Rico; deficiencias en la conservación; la aplicación ineficaz de la legislación de protección; y los impactos ambientales en el complejo hidráulico que a su vez afecta a la estructura histórica y la población local.

CHILE: OFICINAS SALITRERAS

Las Oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura (Chile) se encuentran en la Pampa del Tamarugal y están a 1,5 kilómetros de distancia, separadas por la Ruta A16.



Fueron inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro en el año 2005 por las amenazas comprobadas a las estructuras vulnerables que forman el conjunto, y con el fin de salvaguardar la autenticidad de la propiedad mediante el establecimiento de puntos de referencia apropiados en los planes de conservación.

RESERVA DE LA BIOSFERA DEL RÍO PLÁTANO

La Reserva de la biosfera del Río Plátano, en Honduras, es uno de los pocos restos de un bosque tropical en América Central y tiene una flora y fauna abundante y variada. En su paisaje montañoso que desciende a la costa del Caribe, más de 2.000 indígenas han conservado su forma de vida tradicional.


Fue inscrita en la Lista en Peligro en 1996, y sacada de ésta en junio 2007 tras las medidas correctivas adoptadas por las autoridades hondureñas, que en el año 2011 solicitaron de nuevo su inclusión, en vista de las amenazas combinadas de la tala ilegal, la pesca y la ocupación del suelo, la caza furtiva y la reducción de la capacidad del Estado para administrar el sitio, sobre todo debido al deterioro de la ley y la presencia de narcotraficantes.

FORTIFICACIONES DE PANAMÁ

En la misma lista figuran las Fortificaciones de la costa caribeña de Panamá: Portobelo y San Lorenzo, que se encuentran a lo largo de la costa de la provincia de Colón, y que son consideradas una obra maestra del genio creativo humano.


Parte del sistema de defensa construido por la Corona española para proteger el comercio transatlántico, es un elemento clave para la comprensión de la adaptación de los modelos europeos de construcción y su impacto en la transformación del Nuevo Mundo durante la era moderna.


Inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1980, en junio de 2012 se decidió incluirlas en la Lista en Peligro ya que se estaban deteriorando a un ritmo que podría socavar el valor universal excepcional para la que fue inscrita.


Los factores ambientales, la falta de mantenimiento y desarrollos urbanos incontrolables han sido citados como razones para inscribir las Fortificaciones de la costa caribeña de Panamá: Portobelo y San Lorenzo, en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.

CHAN CHAN, PERÚ

El Reino Chimú, con Chan Chan como su capital, alcanzó su apogeo en el siglo 15, poco antes de la caída de los Incas. La planificación de esta gran ciudad, la más grande de la América precolombina, refleja una estricta política y estrategia social, marcada por la división de la ciudad en nueve 'ciudadelas' o 'palacios' formados por unidades autónomas.


Chan Chan  fue colocada originalmente en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro en 1986 debido al precario estado de conservación de la arquitectura de tierra y su vulnerabilidad a los eventos climáticos extremos causados por el fenómeno de El Niño, que afecta a la costa norte de Perú. Además, la ruinas fueron amenazadas por el saqueo endémico de los restos arqueológicos y por el proyecto de construcción de una carretera que cruza el sitio.


Desde la inscripción, varias medidas se han adoptado para lograr el estado deseado de conservación para la eliminación de la propiedad de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, incluida la aplicación de medidas correctivas y el desarrollo de un plan de manejo. Además, las medidas correctivas se han implementado desde el año 1999 para hacer frente a las amenazas derivadas del aumento de los niveles freáticos.

CORO Y SU PUERTO: VENEZUELA

Con sus construcciones de tierra únicas en el Caribe, Coro es el único ejemplo sobreviviente de una rica fusión de las tradiciones locales con el mudéjar español y técnicas arquitectónicas holandesas. Fue una de las primeras ciudades coloniales (fundada en 1527), y tiene 602 edificios históricos.


Situado en la costa del estado Falcón, al oeste Venezuela, entre la cordillera de la Sierra de San Luis y el Parque Nacional de los Médanos de Coro Coro, fue la primera capital de la Capitanía General de Venezuela y el primer Obispado Continental de América.


Coro y su puerto de La Vela fue designada en 1993 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, convirtiéndose así en el primer sitio en Venezuela en ser investido de este título.


Debido a las lluvias inusuales y posterior daño a las ciudades de Coro y La Vela, a finales de 2004 y principios de 2005, fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. En vista de ello, se llevaron a cabo acciones de emergencia para mitigar los daños a la arquitectura y los espacios públicos.


Fuente: Notimerica

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0