Así se vive en las habitaciones colgantes de Perú

Suspendidas a 400 mts de altura son aptas únicamente para los mas intrépidos

Comparte


Dormir en una habitación de hotel convencional puede resultar un tanto aburrido para los turistas más atrevidos. Ahora, los viajeros amantes de las alturas tienen la posibilidad de pasar la noche en una pared de los Andes a 400 metros de altura.


En los Andes peruanos, sobre el Valle Sagrado de los Incas y cerca de la ciudad de Cuzco, Skylodge Adventure Suites ha instalado tres cápsulas de 7,5 metros de largo y 2,6 metros de ancho que permite dormir colgado de un barranco a quien tenga el valor de hacerlo.


Las cápsulas, fabricadas con aluminio aero-espacial y policarbonato de alta resistencia, cuentan con comedor, baño privado y cuatro camas. Unas suites a las que no les falta detalle y que incorporan conductos de ventilación para conseguir una estancia cómoda y una atmósfera apropiada.


Los huéspedes pueden acceder a estas peculiares habitaciones a través de la via ferrata o mediante una tirolina. Una vez instalados, los visitantes pueden quitarse el arnés, acomodarse y contemplar, sin moverse de la cama, las espectaculares vistas del valle.


El precio por pasar una noche colgado en una de estas cápsulas es de, aproximadamente 300 euros, que incluye además servicio de transporte, guías, desayuno y cena.


Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0