¡El increíble caso del joven con leucemia y Messi!

No dejes de leer la historia de Lisandro Zeno, un joven con leucemia que fue ayudado por Lionel Messi y el Papa Francisco.

Valencia devuelve la sanidad universal a los inmigrantes ‘sin papeles’

Comparte


Esta historia parece una novela con final feliz pero es real e involucra hasta el Papa Francisco y a Lionel Messi. La emocionante anécdota tiene como protagonista a Lisandro Zeno, un rosarino, estudiante de medicina, de apenas 25 años al que le diagnosticaron leucemia.

 

Una vez diagnosticado, el joven dio comienzo a su tratamiento y, desde su entorno, generaron una campaña para darle fuerzas. Sus amigos se raparon tal como quedó él durante el tratamiento y con el hashtag #nopasanadamaestro miles de músicos, deportistas, artistas y el mismísimo Papa Francisco se sumaron a la campaña  de contención.
 
En el momento en que le debían practicar el trasplante de médula, se hallaron dos donantes compatibles con el joven. Uno de las posibilidades se encontraba en Brasil y el otro, en Alemania. Según los estudio, el brasileño era el que más compatibilidad presentaba. Sin embargo, cuando quisieron tomar contacto con él, resultó imposible.
 
Allí se dio inicio al costado mágico de la historia. De la persona en cuestión se tenían pocos datos: era hombre, de 39 años, brasileño y factor sanguíneo 0+. Como verán, las características eran más que generales para ubicar entre millones de brasileros.


 

Pero si de magia se trata, Lionel Messi es el indicado. Y fue él quien publicó la búsqueda en su Instagram con las siguientes palabras: "Sí sos hombre, brasileño, tenés 39 años, sangre 0 positivo y en algún momento manifestaste tu voluntad de donar médula ósea ¡Te están buscando! Acércate cuanto antes al ABTO (Asociación Brasileña de Trasplantes de Órganos) porque sos el más compatible del mundo con un argentino que tiene leucemia y te necesita a vos para salvar su vida. ¡Sos su única oportunidad!”. La publicación en pocas horas llegó a tener más de 800 mil likes y el hermano de Lisandro comunicó que se encontró el brasilero en cuestión. Sólo Dios y el Papa podían con esa misión.


Fuente: El Diario

 

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0