De cocinar para niños de la calle a los fogones del mejor restaurante del mundo

Nahuel Navarro tiene 20 años y hasta hace dos semanas se dedicaba a cocinar para niños sin recursos cerca de Luján, en Argentina.

Comparte


Nahuel Navarro tiene 20 años y hasta hace dos semanas se dedicaba a cocinar para niños sin recursos cerca de Luján, en Argentina. Ahora, el joven aprenderá en el mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca, en la provincia española de Girona.

 

Nahuel ha cocinado desde 2013 para 12 chicos de entre 8 y 17 años que cada día comían en Los Girasoles, un restaurante de la localidad argentina Carlos Keen, que pertenece a la Fundación Camino Abierto. "Jugaba a la pelota con los nenes, les enseñaba a cocinar y les preparaba alimentos", contaba Susana Esmoris, titular de la fundación.

Fueron dos años en los que Nahuel aprendió mucho y de los cuales se siente orgulloso: "A mí me gusta cocinar para todas las personas, pero para los chicos de la fundación es especial, le ponés mucho entusiasmo. Siempre quise que comieran lo mejor, que disfruten el hecho de tener comida".

Una experiencia que, sin duda, le sirvió para demostrar sus habilidades entre fogones cuando decidió participar en una competición celebrada durante la visita de los hermanos Roca, los dueños y cocineros del Celler, a Buenos Aires, durante la Gira BBVA - El Celler de Can Roca.

 El joven tuvo el privilegio, el cual repetirá a partir de enero, de cocinar junto a los hermanos españoles. Unas 500 personas probaron el menú elaborado con ingredientes procedentes de todas las regiones del país, que cerró con un postre llamado 'Gol de Messi', en honor al jugador argentino del Barça.



"Me sorprendió que me eligieran. Yo no me considero un buen cocinero, pero sé que a las cosas que hago le pongo pasión. No me obsesionaba ganar", contaba Nahuel tras ser escogido de entre diez participantes, junto al también argentino Tomás Delgado. Ambos recibirán becas de formación para aprender durante cuatro meses en el Celler de Can Roca.

El joven argentino, que aprendió a cocinar ayudando a su madre a revolver la salsa bolognesa, se prepara ahora para vivir la experiencia de trabajar en Europa en el mejor restaurante del mundo, algo que el propio Nahuel ha descrito como un sueño: "Como si me hubieran elegido para ir a jugar con Messi al Barcelona".


Fuente: Europa Press

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0