La atracción turística que simula la travesia de un inmigrante

El Parque de atracciones EcoAlberto ofrece el servicio turístico de vivir una experiencia simulada al de un inmigrante al tratar de cruzar la línea fronteriza entre México y Estados Unidos.

Comparte


El Parque de atracciones EcoAlberto, situado en el estado mexicano de Hidalgo, a cargo de la comunidad local Hñähñu, ofrece el servicio turístico de vivir una experiencia simulada al de un inmigrante al tratar de cruzar la línea fronteriza entre México y Estados Unidos, con todos los riesgos que ello representa durante tres o cuatro horas de travesía para turistas y con un lapso mayor para los aborígenes.

 

 La atracción turística, denominada 'Caminata Nocturna', nació con el objetivo principal de concienciar a los jóvenes mexicanos y recrear --sin ser un lugar de entrenamiento--, los riesgos que podrían enfrentar en su decisión de abandonar ilegalmente el país por la "búsqueda del sueño americano", señala el portal web del Parque.

Este recorrido, según reza en la página, comienza en la iglesia católica de la comunidad y, conforme avanza el paso, "se fomentan los valores de unidad, solidaridad y confianza, reafirmando el hecho de creer en uno mismo y romper con cualquier atajo que pueda obstruir en la carrera por la vida". Al anochecer, "se induce a la integridad amistosa a través del contacto con la flora y fauna". Y, finalmente, se concluye "con una gran sorpresa" en honor a los ancestros de la comunidad.

La editora jefe de la sección de viajes del portal estadounidense 'Yahoo!', Paula Froelich, ha realizado este trayecto que denominó como "uno de los parques más extraños de todos los tiempos", en donde se camina por aguas negras, se huye de la policía ficticia y esquivan balas de mentira, todo ello como parte de una "experiencia surrealista".



La 'Caminata Nocturna' tiene una duración para los turistas de entre tres y cuatro horas con un precio de 350 dólares por persona para grupos de un mínimo de 25 miembros. Por contra, para los lugareños consiste en una prueba de 7 horas de duración en la que se es perseguido por coches de policía entre campos de cactus, se escapa de supuestas bandas criminales e incluso también se enfrentan fantasmas de los nativos mexicanos.

"La experiencia es aterradora y esclarecedora. Al final de la atracción estaba tan agotada y sucia, como agradecida de no tener que cruzar la frontera ilegalmente de verdad", señala la editora de viajes de Yahoo!

Esta atracción comenzó como un servicio público a iniciativa del hombre llamado Freddie Agustín que junto al grupo de habitantes locales que habían cruzado la frontera ilegalmente en varias ocasiones y sobrevivido tras la travesía, trataban de enseñar a realizar el mismo camino a otros miembros de su comunidad Hñähñu, y así enfrentar el número de muertes que se sucedieron por el intento de dicho viaje. A día de hoy se ha convertido en una parque temático que también ofrece tirolinas, kayak, escalada, toboganes de agua y todo en un ambiente familiar. Solo en el sábado noche es cuando abre las puertas la atracción de la 'Caminata Noctura' hacia los 'Estados Unidos'.

 

Fuente: Europa Press

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0