El alcalde de Valencia prohíbe a la Policía Local acudir a desahucios

El alcalde Joan Ribó anuncia que quiere una "ciudad libre de desahucios", y ha anunciado a los bancos la situación y reclamando su compromiso

Comparte


El alcalde Joan Ribó ha anunciado que quiere hacer de Valencia una "ciudad libre de desahucios", meta para la cual ha anunciado que a partir de ahora la Policía Local "no va a participar en ningún desahucio". Junto a este anuncio Ribó también ha explicado que ha dirigido una carta a todos los bancos implicados en este tipo de procesos, explicando la situación y pidiéndoles su compromiso.


La concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez (PSPV), ha criticado que el anterior equipo de Gobierno de Rita Barberá (PP) "apoyaba a los bancos y juzgados en el tema de los desahucios, y la Policía Local participaba en las acciones", apoyo al cual anuncia que ahora se pone fin.


Por su parte, la delegada de Vivienda, María Oliver (València en Comú), ha explicado que el parque de viviendas de que dispone el Ayuntamiento para atender posibles situaciones de desahucios "son apenas 15 o 16, un número ridículo", y ha argumentado que "lo lógico sería en la situación actual que los bancos, que son quienes tienen las viviendas, sean los que lleguen a acuerdos con los municipios para impulsar alquileres sociales y suplir esa necesidad". "Estamos ya en esta línea"”, ha afirmado.


El alcalde Ribó ha hecho el anuncio durante un acto de apoyo del Ayuntamiento a una vecina de 70 años que podría ser desahuciada la próximamente, pese a tener una discapacidad del 70%, tener un hijo parado de larga duración con problemas de salud mental, y cobrar una pensión de poco más de 300 euros. Este desahucio tendría lugar por su deuda con el banco que asciende a 55.000 euros, correspondientes a las adaptaciones que tuvo que realizar en su vivienda con motivo de su discapacidad. El Ayuntamiento explica que la entidad financiera con la que mantiene la deuda es el Banc Primus, un banco de internet, que pertenece a un conglomerado bancario el Credit Foncier, cuya presidencia ostenta el BPCE (Banque Populaire and Caisse d'Epargne), de nacionalidad francesa.


Joan Ribó ha atendido a los medios junto a la concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez, y la concejala de Vivienda, María Oliver, y los tres han explicado que el Ayuntamiento está trabajando en este y otros casos con los movimientos sociales, como la PAH (Plataforma de Afectados por las Hipotecas). Desde esta entidad se han dirigido al Banc Primus para interesarse y mediar en el caso de la vecina de Valencia, pero no han recibido ningún tipo de respuesta.


Fuente: eldiario.es

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0