Un padre se ofrece a pagar 6.000 euros a quien dé un trabajo a su hija

La joven, de 25 años de edad, está desempleada desde hace tres años y es educadora infantil.

Comparte


Rafael Soriano dice que dará 6.000 euros a la empresa que contrate a su hija. Así de rotundo se muestra este hombre, cuyo caso se ha hecho público a raíz de que publicara un anuncio en el diario Información ofreciendo el dinero, en el que destaca que su hija de 25 años, y tres años desempleada, ha estudiado bachiller y un módulo superior de técnico de educación infantil y lleva en paro desde hace tres años.

«Es mi hija y voy a hacer lo que haga falta por ayudarla», aseguraba recientemente el padre, emocionado al explicar esta iniciativa. Asegura que éste es un intento más de encontrar algo y que no se va a rendir hasta que consiga ver a la joven realizada y feliz, ya que a día de hoy se encuentra desmoralizada debido al tiempo que lleva sin trabajar. Rafael incide en que las empresas interesadas pueden probar a la joven y ver cómo trabaja antes de firmar un contrato y, de gustarles, efectuaría el pago de los de los 6.000 euros, «siempre que sea un contrato de características y duración decentes».


Inversión a largo plazo


Rafael es un autónomo dedicado al sector de la construcción, por lo que su sueldo no es excesivo, pero cree que pagar un incentivo para que su hija encuentre un empleo es una buena inversión a largo plazo, ya que además, estaría contribuyendo a la inserción de la joven en el mundo laboral y a que en un futuro pueda disponer de una pensión.

La familia Soriano decidió llevar a cabo esta iniciativa debido a la angustia que supone ver a una chica joven con estudios desaprovechando sus habilidades profesionales.

De cualquier sector


Por ese motivo, el anuncio va dirigido a empresas de cualquier sector, dentro y fuera de Alicante, ya que lo que quieren es ver a su hija activa y con un puesto de trabajo, independientemente del sueldo, que consideran menos importante.

Rafael señala que tanto su hija como él han intentado encontrar un trabajo decente por todos los medios para la joven, y que no ha habido suerte, por lo que esta propuesta es casi lo último que les quedaba por probar, y esperan que sirva para difundir su situación y que alguna empresa pueda ayudarles.

La joven, a la que sorprendió la iniciativa de su padre de ofrecer dinero por un trabajo, se muestra esperanzada de que así pueda cumplir su meta. Rafael, por su parte, considera que los 6.000 euros estarán bien empleados «porque la felicidad de mi hija no tiene precio»

El de Rafael no es el primer caso de este tipo. A principios de este mes un jubilado ofrecía en Aragón 5.000 euros a quien contratara a su hijo.


Fuente: Levante-EMV

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0