Cholitas: las luchadoras bolivianas cautivan al público en España

En España son mas conocidas por una campaña publicitaria de una conocida marca de embutidos, pero por encima de todo demuestran el empoderamiento de la mujer latinoamericana

Comparte


Las cholitas luchadoras  Martha La Alteña y Ángela La Simpática, que en realidad son   Yenni Mamani y Leonor Córdova, respectivamente,  han estado de gira por España. Ambas son la  imagen de la última campaña publicitaria de una conocida marca de embutidos que cautivó  a los españoles. 

Ambas visitaron varios programas de televisión y radio y protagonizaron el primer combate de lucha libre boliviana fuera de Latinoamérica. 

Casi todas son amas de casa, madres… Pelean para reivindicar su rol en la sociedad boliviana, una de las más machistas. Lo que hacen las cholitas luchadoras es una variante de la lucha libre pero mezclándolo con el folclore boliviano, llevan el traje típico (bombín, pollera, blusa y manta). Entrenan tres veces a la semana, uno de los días sólo entrenan con pesas porque tienen que tener fuerza “En esos momentos de lucha no existe nadie ni nada, me siento única, como que nadie me puede vencer”, afirman.


Ambas visitaron varios programas de televisión y radio y protagonizaron el primer combate de lucha libre boliviana fuera de Latinoamérica. 

El 8 de octubre, el público madrileño pudo corroborar que los golpes que se dan no  siempre son ficción. "Cuando estás encima del ring, con la gente gritando o abucheando, te sube la adrenalina y das golpes de verdad”, explicó Yenni en una entrevista a  la radio Cadena Ser.

Córdova y Mamani aclararon que su lucha es un símbolo del empoderamiento de la mujer indígena en Bolivia, uno de los países latinoamericanos con los índices más altos de violencia de género. "Yo empecé a luchar para combatir el maltrato de mi marido”, detalló Mamani. Y precisó que no buscan fomentar la violencia o los golpes.


Por su parte, Córdova contó que creció en una familia rodeada de varones que la menospreciaban por ser mujer y eso le motivó a pelear. "Fui a una escuela de lucha libre y el maestro me dijo que podía luchar encima de un ring y me fui animando para demostrar que las mujeres podemos saltar, subir, y más con las polleras”, explicó.

Expresaron también que la mayoría de las cholitas luchadoras en Bolivia son madres y que "todas luchan para salir adelante”, añadió Córdova. Dijo que el mejor modelo a seguir es una misma. "No hace falta fijarnos en luchadoras, abogadas o mujeres médicas; tu ídolo puede ser una mujer que está barriendo la calle. Cualquier mujer puede ser un modelo a seguir, si es honesta y sigue las reglas”, ejemplificó. 


Fuente: Cadenaser

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0