Una iglesia ayuda a los inmigrantes a través del humor

Sacerdotes y feligreses de la parroquia han encabezado protestas en defensa de los indocumentados.

Comparte


Su portal de internet ya muestra el sentido del humor que ha traído el Papa Francisco, pero también una apertura hacia los que tienen problemas espirituales y mundanos.


Si visitas la página de Internet de la iglesia San Juan Bautista de Baldwin Park podrías llorar de risa.


Aunque el portal está en construcción, un Papa Francisco sorprendido te avisará de una falsa tragedia tecnológica: “¡Oh no! ¡Un ninja [virus de computadora] robó nuestro antiguo sitio de Internet!, nuestra nueva web esta en construcción”, se lee.


Es parte del humor que caracteriza a esta parroquia, que en su cuenta de Facebook da la bienvenida a los bebés llorones, a los “más católicos que el Papa”, a quienes no iban a la iglesia desde un lejano bautizo, a los que cantan como el tenor Andrea Bocelli y a los que llegaron por error al templo.

Pero cuando se trata de tomar un tema con seriedad, esta iglesia sabe hacerlo.

Sacerdotes y feligreses han encabezado protestas en defensa de los indocumentados que pierden sus coches por no tener licencia de conducción, han participado en boicoteos contra una cadena mexicana de supermercados acusada de maltratar a sus empleados y han realizado infinidad de talleres informativos.

No es de extrañar que el templo reciba cada vez a más inmigrantes, a pesar de que en otras iglesias sus bancas se están vaciando. En 2009 la parroquia ofrecía cuatro misas en español y ahora son siete.

“Tenemos un pueblo que a veces tiene muchas dificultades y siempre estamos tratando de ayudar a la gente”, dice el párroco Miguel Gutiérrez, quien nació en Los Ángeles hace 49 años.


Ordenado cuando tenía 22 años, Gutiérrez dice que su iglesia no duda en involucrarse en los asuntos que afectan a los indocumentados, ni en exigir una reforma migratoria en sus sermones, aunque eso le valga que lo tachen de “político” o que está alejado del mundo religioso.

“Tenemos que pensar de una manera joven, con actividades del mundo. Siempre seguimos las enseñanzas de la Iglesia pero necesitamos tener una menta abierta”, señala el sacerdote.

Su portal de internet, dice, muestra el sentido del humor que ha traído el nuevo sucesor de Pedro, el argentino Papa Francisco, pero también una apertura hacia los que tienen problemas espirituales y mundanos.

Un mensaje de la parroquia da la bienvenida a gays y divorciados, dos grupos que se han sentido excluidos de la Iglesia Católica, aunque han visto un trato distinto con el Papa sudamericano.

“Básicamente es la filosofía de esta parroquia, recibir a todos porque nadie es perfecto”, dice el padre. Gutiérrez define la doctrina de su iglesia en dos palabras: “justicia social”.


Fuente: La Opinión

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0