Acusan a la Federación Española de Fútbol de racismo

Por vulnerar los derechos de los niños nacionalizados españoles menores de 10 años.

Comparte


SOS Racismo Madrid ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo por la vulneración de derechos fundamentales de los menores extranjeros y nacionalizados españoles provocada por una reciente circular de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El origen de esta grave acusación contra el organismo que preside Ángel María Villar, está en una reforma del procedimiento de inscripción de los menores extranjeros en los clubs de fútbol aprobada en enero por la FIFA para proteger a los menores de edad ante el creciente tráfico internacional de jugadores.


Al transponer esa normativa a la legislación federativa, la RFEF emitió en febrero una circular -que puede leer aquí- que endurece el procedimiento de inscripción de los “extranjeros residentes y nacionales no de origen” menores de 10 años y que, en opinión de SOS Racismo, introduce varios elementos de discriminación que vulneran la ley y la Constitución española.

Por un lado, la circular introduce el concepto contrario al ordenamiento jurídico español de “nacionales no de origen”. La RFEF rompe así el principio de igualdad recogido en el artículo 14 de la Constitución Española e introduce una discriminación entre españoles al establecer categorías por razón de nacimiento u otra condición o circunstancia personal o social.


Con el nuevo concepto los niños extranjeros adoptados que han adquirido la nacionalidad española son cuestionados por su origen y ocupan un segundo nivel de nacionalidad. Alejándose del marco jurídico actual, se recupera un concepto de nacionalidad obtenida sólo por la consanguinidad, más propio del peligroso discurso de “pureza de la raza”, alegan los defensores de la igualdad.


Por otro lado, la reforma ha endurecido los trámites de inscripción y exige a los menores extranjeros una exhaustiva y desproporcionada relación de documentos, así como un proceso adicional de autorización de la inscripción por parte de la RFEF. SOS Racismo Madrid ha recibido numerosas quejas sobre este nuevo procedimiento, lleno de trabas administrativas, que ha dejado en la grada a decenas de niños extranjeros.

Esta situación discriminatoria afecta a cientos de menores en la Comunidad de Madrid y a miles en toda España. Por este motivo, SOS Racismo, exige a la RFEF que elimine el concepto de “Español no de origen”, discriminatorio y ajeno al ordenamiento jurídico; equipare la documentación a aportar para españoles y extranjeros residentes en España; y revise exclusivamente la documentación a aportar en el caso de las primeras licencias a expedir en el caso de extranjeros mayores de 16 años que deban ser inscritos por los grandes clubs profesionales o sociedades anónimas deportivas.

Fuente: El Pueblo Digital

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0