Así será la "Disneylandia del sexo" en Brasil

El primer parque erótico de Brasil podría abrir a mediados del año que viene.

Comparte


São Paulo inaugurará en breve un parque temático dedicado exclusivamente al sexo, 'Erotikaland', un gran recinto de 150.000 metros cuadrados en el que habrá desde una noria para hacer el amor en las alturas hasta una piscina nudista, pasando por trenecito del terror en el que en lugar de monstruos habrá 'strippers'.

Así lo ha explicaba uno de los ideólogos del proyecto, el empresario Mauro Morata, que confía en romper algunos tabús con este parque diseñado únicamente para mayores de 18 años y en el que no habrá "absolutamente nada" relacionado con la prostitución.


Erotikaland será una especie de "Disneylandia del sexo", un parque con las típicas avenidas, restaurantes, tiendas de recuerdos, áreas de descanso, pero que además contará con personas de carne y hueso en las atracciones, aunque en ningún momento habrá contacto físico con ellas, ni mucho menos prostitución, aclara Morata.

"Esto no va a ser Sodoma y Gomorra, que quede claro", dice, y pone como ejemplo uno de los principales reclamos, un cine 7-D en el que los espectadores podrán ver películas porno en cabinas individuales o en pareja mientras disfrutan de aromas o vibraciones.

Con una previsión de reunir entre 5.000 y 10.000 personas cada fin de semana el parque quiere atraer a todo tipo de público, por eso habrá opciones para gays, nudistas, o para personas de la tercera edad, que quizá se sientan atraídos por la opción de visitar un jardín de esculturas de falos gigantes y luego degustar un plato afrodisíaco tailandés, sugiere Morata.

El recinto también contará con hoteles y otras áreas "para que las parejas puedan disfrutar" y no descuidará la parte educacional, ya que incluso habrá talleres de educación sexual para enseñar que el sexo es bueno dentro de su justa medida.

El parque cuenta con una inversión inicial de 80 millones de reales (más de 20 millones de dólares), aunque en realidad los inversores esperan contar con casi el doble para poder ofrecer novedades rápidamente y conquistar a los visitantes.


Morata remarca que Erotikaland no es una quimera y que ya se está construyendo; el lugar elegido está en la localidad de Piracicaba, en el interior de São Paulo, aunque el emplazamiento exacto se mantiene en secreto "para evitar la especulación inmobiliaria".

Aunque la previsión inicial era abrir en 2017 las obras se están acelerando para que dé tiempo de aprovechar el aluvión de turistas que Brasil espera recibir el año que viene gracias a los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Río de Janeiro.

Morata comanda este proyecto junto a su socio Paulo Meirelles de la fábrica de cosméticos y vibradores Soft Love y con Evaldo Shiroma, responsable de la feria Erotika Fair, que desde hace 22 años reúne anualmente en São Paulo a las principales empresas del sector del sexo en Brasil.

Por su experiencia en el mercado dice no temer la reacción de los sectores más tradicionalistas de la sociedad brasileña a su proyecto: "No hablamos de nada ilícito. No va contra la moral ni las buenas costumbres. Es cierto que hay una parte de la sociedad que es más conservadora, pero quizá también es hipócrita", subraya.


Fuente: Notimérica

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0