Ricardo Darín representa 'Escenas de la vida conyugal' hasta el 6 de diciembre en el Teatro Olympia de Valencia

Junto a Érica Rivas relata los recuerdos del matrimonio de una pareja ya divorciada

Comparte


El actor argentino Ricardo Darín protagoniza en el Teatro Olympia de Valencia, desde este miércoles y hasta el próximo domingo 6 de diciembre, la obra Escenas de la vida conyugal que, según ha indicado, "demuestra que las relaciones matrimoniales son un conflicto universal" y que "tiene un significado diferente para cada espectador, por las experiencias amorosas vividas". "La problemática es familiar para todos: la convivencia de dos personas a lo largo de 20 años", ha asegurado.

Darín formará pareja en el escenario con la actriz Érica Rivas, con la que ya trabajó en la exitosa película 'Relatos Salvajes', en esta comedia dramática que supone el regreso del intérprete a los escenarios españoles, que no pisaba desde 2005.

Esta producción forma parte de una gira que ha agotado las localidades en el Teatro Tivoli de Barcelona y en la Sala Roja de los Teatros del Canal en Madrid, después de haberse representado más de 300 veces en Argentina y ser vista por más de 150.000 espectadores.

En esta comedia dramática, sus protagonistas, Juan y Mariana, relatan al público una secuencia de escenas sobre la relación que mantuvieron como casados y que continúan llevando a pesar de haberse divorciado, por lo que, según Darín, trata un tema "candente" sobre "cómo encontrar la fórmula mágica de la convivencia matrimonial" a partir de "un conflicto universal como la intolerancia entre parejas".

Para el actor, se trata de una pieza que "resignifica la mirada del espectador". "Es diferente para cada uno por las experiencias amorosas que haya vivido y ofrece un juego de situaciones cercanas que divierte, incomoda o sorprende al público en el que siempre prevalece el conflicto y dejará algún tipo de reflexión", ha explicado el intérprete.

Sobre su personaje, aunque ha admitido que se trata de un hombre "poco agradable y comedido", ha advertido de que resulta "imposible no identificarse con él" dado que, "a pesar de ser un egoísta, tiene sus razones para ello" y "acabará pagando su radicalismo e individualismo frente a su mujer al final de la obra"


Por tanto, Darín ha destacado que este tipo de obras "son las historias pequeñas que prevalecen porque tratan relaciones humanas, aunque el cine se haya centrado en superproducciones y nos pasemos el día mirando una pantalla".


Nunca es lo mismo

En esta línea, preguntado por si prefiere el medio cinematográfico o teatral, el actor ha reconocido que "ninguno es cómodo, pero el teatro es el lugar del actor, donde realmente tiene libertad". "Si se reúne un grupo de actores con un buen texto, no hace falta mucho más", ha manifestado.

Darín ha asegurado así que "no te aburres de hacer todos los días lo mismo, porque nunca es lo mismo, el público siempre es diferente", a lo que la actriz ha añadido que "el cine no tiene tanta implicación del espectador", tras lo que ha bromeado que "ahora sí parecemos un matrimonio".

En cuanto a su trabajo conjunto en el escenario, Rivas ha explicado que "tenía muchas ganas de actuar cara a cara con él después de 'Relatos Salvajes' y el lugar más adecuado es el teatro", mientras que él ha destacado que es una actriz que "tiene una magia inigualable, un motor interno que no deja de crear". "De Darín he aprendido mucho de su intención enorme, es un radar", ha declarado la intérprete.

Esta pieza, de la dramaturga argentina Norma Aleandro, se basa en la versión teatral que realizó el director Ingmar Bergman a partir de su película con el mismo nombre. Para Darín, su trabajo "es una catedral" y esta obra "erosiona sus columnas" y "abre sus puertas y ventanas", con un texto "más cercano y satírico, con más comedia de lo que pudo haber soñado Bergman", ya que "a él le gustaba mucho meter el dedo en la llaga".

Con su representación en el Olympia, los actores ponen punto y final a la gira española de 'Escenas de la vida conyugal". A este respecto, Darín ha bromeado que no tienen "ningún plan, solo dormir una siesta después de otra", aunque ha matizado que "hay proyectos, pero lo primero es volver a casa" y después "replantearnos si continuar la gira".

Tras diez años sin pisar escenarios españoles, ha asegurado que "había ganas de volver" porque dice haber sentido "calidez", sobre todo en un teatro como el Olympia "que no ha seguido la tendencia del resto de modernizarse". "Quedan muy pocos como éste", ha lamentado, aunque ha celebrado estar presente en el año de su centenario.

Por otra parte, Darín ha querido mostrar su tristeza por los atentados del pasado viernes en París (Francia). "Continúan pasando cosas en el resto del mundo, pero los medios de comunicación no le dan tanta importancia, por lo que parece que hay ciudadanos de primera y de segunda". Para él, la "única" pregunta sigue siendo "¿cómo podemos terminar con tanto odio?".

Fuente: El Mundo

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0