30 años del mayor desastre natural de Colombia, estas son las increibles imágenes de Armero antes y después de la tragedia

En imágenes Armero hoy, antes y durante la tragedia

Comparte


Este año se han conmemorado 30 años del desastre natural más grave que haya sufrido Colombia. El 13 de noviembre de 1985 el volcán Nevado del Ruiz hizo erupción arrasando con la población de Armero. En la tragedia fallecieron cerca de 25.000 personas.

 

Esa noche, el volcán Nevado del Ruiz, que llevaba meses arrojando cenizas, expulsó gases, materiales y aire atrapado calientes que derritieron un casco de nieve y produjeron una avalancha de agua, piedras, escombros y lodo que bajó a unos 60 kilómetros por hora por el cauce del río Lagunilla y a las 11 p. m. llegó a este próspero municipio, el segundo en importancia del Tolima, habitado por 40.000 personas.

 

Así se veía Armero, ubicado al norte del departamento del Tolima.


El Parque Los Fundadores era el punto de encuentro de los armeritas, ubicado en centro del municipio.

 

El Club Campestre, con salones y piscina, era uno de los lugares de reunión, especialmente cuando llegaba la Navidad.

 


Armero era un pueblo pujante, tenía 5 bancos, era sede de empresas como gaseosas La Bogotana y La Mejor, de espermas.

 

Pero el miércoles 13 de noviembre de 1985 a las 9:09 el vólcan Nevado del Ruiz, que actualmente registra actividad, hizo erupción.

 

A las 11:30 p. m un lahar llegó al pueblo, seguido rápidamente por otros. Tres cuartas partes de sus habitantes murieron.

 

Algunos sobrevivientes caminan sobres los techos de las casas después de la avalancha.

 

La erupción ocurrió tan solo una semana después de la toma del Palacio de Justicia en Bogotá, por lo que el gobierno como el ejército se encontraban ocupados al momento del desastre.

 


Pero cientos de socorristas acudieron ayudar a los sobrevivientes.

 

Imágenes como esta reflejan la lucha por la vida de los armeritas.

 

Los esfuerzos de rescate se enfrentaron al barro, de hasta 4,6 m de profundidad, que dejó sepultados miles de cuerpos.

 

Es probable que muchos heridos de gravedad que podían ser salvados hubieran muerto antes de la llegada de los rescatistas.

 

Omaira Sánchez se convirtió en el símbolo de la avalancha que sepultó a Armero porque durante 60 horas se resistió a la muerte, a pesar de estar atrapada entre ruinas y cadáveres.


Fuente: El Tiempo

 

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0