Descubren una nueva especie de dinosaurio en Castellón

'Morelladon beltrani'

Comparte


Un equipo de investigadores ha descubierto en Morella una nueva especie de dinosaurio que habitaba el sur de Europa hace 125 millones de años, en el Cretácico Inferior. Éste era un ornitópodo, grupo al que pertenecen los famosos Iguanodon, que habitaban la zona de Els Ports, aunque con importantes diferencias, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad en un comunicado.

Esta nueva especie de dinosaurio ha sido bautizada como 'Morelladon beltrani', al ser Morella el lugar donde se ha encontrado. En este sentido, éste es el segundo dinousario que se describe en la Comunitat Valenciana y la primera vez que se encuentra una nueva especie del Cretácico Inferior. La revista americana de ciencia PLOS ONE, una de las más destacadas a nivel internacional, acaba de publicar este "importantísimo" hallazgo.

El estudio de esta nueva especie ha sido presentado por investigadores del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED, el morellano José Miguel Gasulla, y sus compañeros José Luis Sanz (UAM) y Fernando Escaso, Iván Narváez y Francisco Ortega  (UNED), que de forma habitual desarrollan su trabajo en el análisis de la fauna de vertebrados del Cretácico Inferior de Morella.

 



El alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés, ha sañalado que "este hallazgo es histórico, siendo uno de los más importantes que se han hecho en este país". Por ello, ha añadido que desde el Ayuntamiento de Morella se va poner en valor este hallazgo "para que los vecinos y vecinas y los visitantes conozcan esta nueva especie de dinosaurio, que ha sido bautizado como Morelladon beltrani, por encontrarse en nuestra ciudad".


SE EXPONDRÁ EL 3 DE ENERO

Así, también ha anunciado que el próximo 3 de enero se presentará en el Ayuntamiento de Morella y se podrá ver en la Sala del Consell, en la que actualmente se ubica la exposición 'Grandes y pequeños, dinosaurios y tortugas en Morella'. Por último, el primer edil morellano ha agradecido el trabajo de los científicos y ha apuntado que "los restos paleontológicos son un patrimonio de primer nivel que todas las administraciones tenemos que poner en valor, dándolos a conocer a la ciudadanía".

Después de más de un siglo de tradición dinosaurológica, 'Morelladon beltrani' es el primer dinosaurio descrito en la localidad. El material examinado de esta especie exclusiva está compuesto por los restos de un único individuo representado por parte de la región dorsal y sacra, la región de la pelvis y parte de la extremidad posterior.


SEIS METROS DE LONGITUD

'Morelladon beltrani' es un ornitópodo estiracosterno de tamaño medio, con una longitud aproximada de 6 metros y una altura de unos 2,5 metros, muy similar tanto en tamaño como en proporciones a la forma europea Mantellisaurus atherfieldensis. La característica más destacable de este ornitópodo es la presencia en las vértebras dorsales de espinas neurales muy altas, que podrían sustentar una especie de 'vela' en la región dorsal del cuerpo de Morelladon.

Ésta podría estar relacionada con procesos de termorregulación corporal o como un lugar de almacenamiento de grasa para soportar periodos de escasez de alimento. Otra posibilidad que no se tiene que descartar es que esta estructura tuviese un papel destacado en la comunicación entre los miembros de la manada.

El hallazgo de 'Morelladon beltrani' muestra un "interesante" aumento de la diversidad de ornitópodos de tamaño medio a grande en la región sur de Europa hace unos 125 millones de años, ya que esta especie se una a las ya conocidas Iguanodon bernissartensis y Mantellisaurus atherfieldensis.

 


ARCILLAS ROJAS

Las arcillas rojas de Morella son pioneras en la dinosauriología española y una de las referencias más frecuentes en la historia de los vertebrados fósiles españoles. De estas arcillas proceden parte de los primeros restos de dinosaurios identificados en España en el último tercio del siglo XIX.

Probablemente el dinosaurio más abundante de estas arcillas sea Iguanodon, descrito en Morella tan solo 50 años después de que el médico inglés Gideon A. Mantell diese nombre a este emblemático dinosaurio en el año 1825.

Desde entonces, la actividad paleontológica en Morella se ha mantenido de forma ininterrumpida. Sin embargo, desde hace un par de décadas las colecciones de fósiles procedentes de estas arcillas ha sufrido un "espectacular" incremento debido, en una parte importante, a los controles paleontológicos rutinarios de algunas actividades, como los que se realizan en las canteras de extracción de arcilla de Vega del Moll.

En esta cantera se han localizado 16 yacimientos fosilíferos de los que se han extraído más de cuatro mil restos fósiles de vertebrados, destacando los restos pertenecientes a dinosaurios ornitópodos emparentados con Iguanodon. Está gran cantidad de restos fósiles hace de la Formación Arcillas Rojas de Morella uno de los "referentes" en el estudio de las comunidades de dinosaurios ornitópodos de Europa occidental durante el Cretácico Inferior.

Los restos encontrados del 'Morelladon beltrani' estarán expuestos en la Sala del Consell del Ayuntamiento de Morella a partir del 3 de enero, que es el día en el que se presentarán públicamente. Esta sala se ha convertido en un espacio museístico con fósiles de gran importancia.

En ella, se pueden encontrar las patas restauradas de un saurópodo, unas mandíbulas y un fémur de Iguanodon y las tortugas Eodortoka morellana y Brodiechelys royoi. Además, en Morella se puede disfrutar de la paleontología en el Museu Temps de Dinosaures. Éste ya lleva más de veinte años mostrando restos "extraordinarios" hallados en Morella y cada vez lo visitan más personas. El pasado año, fueron 24.000 las personas que entraron en este lugar.

 

Fuentes: Europa Press

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0