Calatrava inaugura en Río de Janeiro el Museo del Mañana

El arquitecto valenciano diseña el edifcio que está llamado a ser el símbolo que vive la ciudad brasileña de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos

Comparte


El arquitecto valenciano Santiago Calatrava ha inaugurado en Río de Janeiro su primera gran obra en Latinoamérica, el Museo del Mañana, un moderno museo que une ciencia, arte y tecnología y que está llamado a ser el símbolo de las transformaciones que vive la ciudad de cara a los Juegos Olímpicos del año que viene.

 

El edificio, de 15.000 metros cuadrados, se levanta como si estuviera flotando sobre la bahía de Guanabara y habla de sostenibilidad; las icónicas formas curvas y blancas del arquitecto español quieren ser consecuentes con ese mensaje, ya que, por ejemplo, el tejado está recubierto con unas alas con más de 5.400 pequeñas placas solares que se mueven en busca del sol.

 

El museo también usa agua de la bahía para abastecer los estanques que lo rodean y para el sistema de refrigeración. El propio edificio trata esa agua y la devuelve limpia al mar, en un gesto simbólico que quiere dar a entender que descontaminar la bahía es posible, según explicaba en la inauguración el propio Calatrava

 


 

En declaraciones a Europa Press, el arquitecto ha confesado su amor por Río de Janeiro: "Cuando recibí el encargo me dije: este es uno de los sitios más bellos en los que vas a poder construir en tu vida", y ha detallado que la inspiración para diseñar la forma alargada y horizontal del edifico le vino al contemplar las bromelias de Jardín Botánico de la ciudad.

 

Las obra han durado cuatro años y se han gastado 215 millones de reales (55,4 millones de dólares) en el edificio y otros 93 millones de reales (23,9 millones de dólares) en la museología y el contenido, según informaciones del Ayuntamiento de Río.

 

Los recursos han salido de las plusvalías generadas por la recalificación de terrenos del área circundante, que vive una profunda renovación, y es que el museo es la 'joya de la corona' del Porto Maravilha, un gigantesco proyecto urbanístico que afecta a cinco millones de metros cuadrados en el centro histórico de la ciudad.

 

No eclipsar el contenido

 

Para Calatrava, construir justo en este espacio, "la parte imperial y más bella de Río", es algo conmovedor, porque por este puerto desembarcaban los barcos cargados de esclavos y porque desde uno de los extremos del museo se establece un diálogo con uno de sus maestros más admirados, Oscar Niemeyer, cuyos edificios --también blancos y con abundantes curvas-- pueden verse al otro lado de la bahía.

 

Al margen del envoltorio, que Calatrava confía en que no eclipse el contenido, el museo quiere conquistar al visitante ofreciendo una visita sensorial, donde priman más las experiencias que los objetos en exposición, ya que de hecho tan solo hay uno, un instrumento aborigen australiano que muestra el vínculo entre el hombre y el cosmos.

 

El recorrido está dividido en cuatro partes: Cosmos, Tierra, Antropoceno, Mañanas y Nosotros. En las primeras se traza una línea sobre la vida en el universo, para ir avanzando poco a poco a la era dominada por el hombre y por su impacto en la naturaleza. La visita acaba haciendo preguntas sobre el futuro del planeta y las tendencias que se consolidarán en los próximos cincuenta años.

 

La inauguración, uno de los eventos culturales más esperados en los últimos tiempos en Río de Janeiro, ha estado presidida por la presidenta Dilma Rousseff, que ha alabado la "enorme capacidad de trabajo y las ideas" del alcalde Eduardo Paes, verdadero artífice de la construcción del edificio.

 

Paes, que ha citado las transformaciones olímpicas que vivió Barcelona en 1992, ha explicado que al encargar el museo a Calatrava la intención era hacer un museo "icónico" que impactase en la región, y en este sentido ha dicho sentirse orgulloso porque un área que antes era temida por su peligrosidad ahora está llena de familias con niños.

 

Fuente: Las Provincias

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0