Políticos inmigrantes en España

Aunque España va más despacio que otros países, cada vez más inmigrantes entran en política

Comparte


Aunque ha habido amagos, ningún partido ha apostado por hacer bandera de los inmigrantes en sus listas. PP y PSOE han actuado de manera muy parecida, no encontramos diferencias. Hay porcentajes muy similares entre PP y PSOE, aunque se observa mayor presencia de rumanos en el PP y de latinoamericanos en el PSOE. En otros países, los partidos de centro izquierda y los verdes suelen ser más sensibles, pero en España no. Los únicos que se salen un poco de la pauta son UPyD y Coalición Canaria.

 

Está todavía por ver el efecto de Podemos y de Ciudadanos, pero por ahora no saltan a la vista demasiadas diferencias. Aun con todo, el primer alcalde negro de España hay que apuntarlo en la lista del PP: Juan Antonio Moreno Doca, natural de Guinea Ecuatorial, lleva desde 2007 al frente de Villamantilla (Madrid).

 

“Pedro Sánchez prometió que incluiría diversidad en las listas”, recuerda Consuelo Cruz Arboleda, número 18 del PSOE en las listas por Madrid. Su partido es el único que ha comenzado tímidamente a trabajar de forma específica con la creación de los grupos federales afrosocialista, rumano-búlgaro o latino, creados en la secretaría de Movimientos Sociales en tiempos de Pedro Zerolo. “Nunca había habido una negra en las listas al Congreso”, señala Cruz, natural de Colombia. Aunque este año no será la única: Rita Bosaho, nacida en Guinea Ecuatorial, ocupará previsiblemente un lugar destacado en la lista de Podemos por Alicante y podría aspirar a un escaño en la Cámara Baja.

 

El riesgo de ahuyentar a cierto electorado español ha sido un factor intimidatorio para los partidos que se han planteado atraer el voto inmigrante, sobre todo en el caso de los musulmanes. “Además, la tasa de participación electoral de los inmigrantes es la mitad que la de los españoles, por lo que los partidos no ven una gran oportunidad de conseguir votos (...) Los latinoamericanos son los más participativos y en el otro extremo se sitúan los marroquíes, los que menos se integran en la vida política. Tampoco hay chinos, pero en su caso es normal porque no hay convenios, llevan menos tiempo y pocos tienen nacionalidad española”.

 

Rommy Arce (Ahora Madrid)

Nacida en Lima (Perú). Concejala de Arganzuela, en Madrid.

"Llegué a España con 15 años. La mayoría de los migrantes económicos llegamos con necesidades, y adquirimos responsabilidades muy jóvenes. Hice todo tipo de trabajos: hostelería, servicio doméstico... el ritmo de vida es duro. He sufrido amenazas, pero no es significativo, la sociedad española ha sido generosa y abierta con la gente que llega de fuera. Muchos españoles también tienen familiares que se han ido: mucha gente está atravesada por el drama de la migración, antes por sus abuelos o padres y ahora por sus hijos".

 

Fátima Taleb (Guanyem Badalona en Comú)

 Nacida en Berkane (Marruecos). Concejala de Participación de Badalona.

"Llevo más de 18 años en Badalona, tenía familia aquí. Me dicen: 'Tú que eres la concejala mora, habla con tus paisanos para que hagan esto o no hagan lo otro'. Yo sigo insistiendo en que soy de aquí, aunque el gobierno anterior haya sembrado el odio. Yo trabajo para todo el mundo, no para la comunidad musulmana. Me siento catalana y marroquí, y creo que con una Cataluña independiente nos iría mejor en cuestiones como Sanidad o Educación".

 

Consuelo Cruz Arboleda (PSOE)

 Nacida en Cali (Colombia). Nº 18 por Madrid. Grupo Federal Afrosocialista.

"Cuando llevaba poco tiempo en España, iba por la calle y un hombre me dijo: 'Guapa'. Le respondí 'gracias' y me contestó: '¿Cuánto cobras?'. Ahí me di cuenta de que había una lucha que hacer contra el estereotipo. Nos ha costado años que Baltasar deje de ser un blanco pintado en la cabalgata. Yo me siento española, son otros los que a veces no me sienten española. Hay que reconocer España como lo que es, un país pluriétnico y multicultural".

 

Gabriel Paduraru (Ciudadanos)

Nacido en la región de Dambovita (Rumanía). Concejal en el Ayuntamiento de Castellón.

"Trabajaba en un taller y empecé a ver noticias sobre Ciudadanos. Me puse en contacto con ellos, participé en reuniones y decidimos montar la agrupación en Castellón. Pertenezco a la Junta Directiva, me presenté tercero en la lista y soy el secretario de la agrupación. Como concejal no represento a los rumanos, aunque esté orgulloso de ser rumano. Yo represento a los ciudadanos que me han votado y soy un concejal español, aunque no tenga la nacionalidad”. 

 

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0