Los inmigrantes latinoamericanos que llegan a España deberían examinarse de la enfermedad de Chagas

Para evitar una muerte súbita.

Comparte


Los inmigrantes latinoamericanos que llegan a España deben ser examinados de la enfermedad de Chagas, en particular las mujeres antes del embarazo. Así lo expondrán médicos en la reunión de Euroecho-Imaging 2015, la reunión anual de la Asociación Europea de Imagen Cardiovascular (EACVI, por sus siglas en inglés), miembro de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés), que se celebra hasta este sábado en Sevilla.

 

La enfermedad de Chagas es una patología potencialmente mortal causada por el protozoo 'Trypanosoma cruzi' ('T. Cruzi') y que fue descrita por primera vez en 1909 por Carlos Chagas en Brasil. Es endémica en América Latina, donde se transmite por insectos chupadores de sangre que normalmente viven en las grietas de las casas mal construidas y hasta el 40 por ciento de los enfermos desarrollan una patología crónica que afecta principalmente al corazón y el intestino y conlleva un alto riesgo de muerte cardiaca súbita.


Alrededor del 4,2 por ciento de la comunidad de América Latina que vive en Europa está infectada con la enfermedad de Chagas. España es el país más afectado en Europa y se estima que entre 50.000 y 70.000 personas en España tienen la enfermedad. La forma más común de contraer la enfermedad de Chagas fuera de América Latina es cuando una madre transmite el parásito a su hijo durante el embarazo. 


"En España, tenemos ahora pacientes con enfermedad de Chagas que están en alto riesgo de muerte súbita", explica el autor principal, Carlos A. Álvarez-Ortega, residente de Cardiología del Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid, España. "Tenemos que aprender más acerca de cómo funciona la enfermedad y cómo podemos prevenir estas muertes", añade.

El estudio, dirigido por la doctora Elena Refoyo, se llevó a cabo en el Hospital Universitario La Paz-Carlos III, que tiene una unidad de referencia nacional para enfermedades tropicales y medicina del viajero. Las personas de origen latinoamericano vienen voluntariamente a realizarse pruebas de detección de la enfermedad de Chagas y aquellos con una prueba de sangre positiva para 'T. Cruzi' se derivan a un cardiólogo.

"La mayoría de los pacientes son asintomáticos cuando vienen a la clínica --señala Álvarez-Ortega--. Han oído que la enfermedad de Chagas es mortal y que es común en los que vienen. Vemos a familias enteras, pero evaluamos principalmente a mujeres jóvenes que desean quedarse embarazadas y saben que la infección prenatal es un alto riesgo. En nuestro estudio, estábamos buscando detectar signos de cardiopatía por Chagas antes de que los pacientes presenten síntomas".

El estudio incluyó a 145 pacientes con el parásito que habían sido remitido a los servicios de cardiología. Los investigadores tomaron la historia de cada paciente, incluyendo su país de origen, y los antecedentes familiares de la enfermedad de Chagas o muerte súbita. Se les hizo a los pacientes una ecocardiografía transtorácica (ETT), un electrocardiograma (ECG) y un examen físico.

Los pacientes con una ETT o un ECG anormal también se sometieron a resonancia magnética cardiaca para buscar una cicatriz en el corazón provocada por la enfermedad de Chagas. Además, llevaron un Holter durante 24 horas para registrar su ritmo cardiaco e identificar bradicardia (frecuencia cardiaca baja) a causa de la enfermedad.


Los pacientes tenían un promedio de 43 años de edad, el 68 por ciento era mujeres y el 93 por ciento, procedentes de Bolivia. Más de un tercio (34 por ciento) tenían un ECG anormal y de ellos, el 31 por ciento presentaba bradicardia. El bloque más común en el sistema de conducción eléctrica del corazón era el bloqueo de rama derecha.

Más del 38 por ciento de los pacientes presentaba una ETT anormal y de ellos, el 34 por ciento poseía una aurícula izquierda dilatada y casi el 15 por ciento, disfunción diastólica. "Casi ninguno de estos enfermos tenía hipertensión, que es la causa más común de la aurícula dilatada en la población general --matiza Álvarez-Ortega--. Esto sugiere que las alteraciones son el resultado de la cardiopatía de Chagas en estos jóvenes pacientes asintomáticos".

De acuerdo con la escala modificada Rassi, que predice el riesgo de morir en los próximos cuatro años a los pacientes de Chagas, el 94 por ciento de los enfermos en el estudio presentaban bajo riesgo, el 4 por ciento, riesgo intermedio y el 2 por ciento se encontraban en alto riesgo.

"Nuestro estudio muestra que los pacientes con enfermedad de Chagas pueden registrar anormalidades del corazón, incluso aunque no tengan síntomas --apunta Álvarez-Ortega--. Los pacientes infectados deben recibir tratamiento precoz. Una vez que la enfermedad cardiaca severa se establece, el tratamiento puede causar reacciones adversas". Y concluye: "Insto a todas las personas de origen latinoamericano que viven en España, y en particular a las mujeres jóvenes, a someterse a exámenes para la cardiopatía por Chagas. Puede salvar su vida y proteger la salud futura de su hijo".

 

Fuente: Europa Press

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Willy Fernández mendez (miércoles, 30 diciembre 2015 11:07)

    Soy de república dominicana y ciento todo esto contomas e ido al médico me an echó electro y el médico de cabecera me dise KE toy bien y yo se KE no lo estoy por favor kiere le me miren por KE me da miedo dormir casi no duermo por si no me despierto ayudarme por favor