Encuesta revela que solamente el 18% de migrantes ecuatorianos en España afirma que quiere retornar al país (AUDIO)

Pese a crisis española, existen factores que hacen que la mayoría de la población de origen ecuatoriano decida arraigarse en el país europeo

Comparte


Juan Iglesias y Gorka Moreno son los autores del libro "La población de origen ecuatoriano en España", que recoge los datos obtenidos de la investigación estadística realizada con la población de origen ecuatoriano que reside en Europa. El universo fue de 440 mil ciudadanos, se realizaron 1200 en las cuatro zonas con mayor porcentaje de ecuatorianos: Barcelona, Valencia, Murcia y Madrid.

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) presenta este estudio tipo encuesta en el que se resuelve la duda de lo que sucede con los ecuatorianos que migraron a  España y actualmente viven allá, a pesar de la crisis económica que afronta el país europeo. De acuerdo con los datos revelados, únicamente el 18% de ecuatorianos tiene entre sus planes retornar a su país, el restante prefiere quedarse en la nación europea


“De manera más elevada lo que esperábamos es que la gente apostara por quedarse. Por arraigar, por continuar con sus proyectos, ya tienen sus familias, ya se han acostumbrado a España y han apostado en general a quedarse”, señaló Gorka Moreno, quien además reveló que esta decisión se debe a distintos factores que rodena a la población ecuatoriana.


Audio:

“Inversión muy fuerte, sacar el proyecto les ha costado mucho, a pesar de la mejoría de Ecuador lo que pasó en los años 90 siguen en su mente. Cuestión de seguridad”, sostuvo Moreno, durante una conversación mantenida con el programa “El Poder de la Palabra” de Ecuadorinmediato.com/Radio.

Para explicar de dónde parte la idea de elaborar este estudio, Juan Iglesias detalló que “la idea parte de la embajada de Ecuador en España y lo que quiere saber realmente es cuál es la fotografía del colectivo de origen ecuatoriano, una vez que llegó la crisis. Es decir, saber  cuantitativamente qué necesidades tienen, cómo es al final, tener una fotografía lo más nítido posible”, sostuvo.

Asimismo, el entrevistado sostuvo que “el historial se plantea durante el período 2013-2014, los datos son de 2014. El interés estaba en levantar información relevante y actualizada sobre lo que había pasado con los ecuatorianos porque el último estudio a nivel nacional era del 2007”. “Los datos son del 2014 y pues habían varios interrogantes al principio de la crisis, con la comunidad ecuatoriana y en general con la comunidad migrante en España”.

Según Gorka Moreno, “la mayoría de la población llega en lo que se conoce como la estampida ecuatoriana ocurre entre el 1998 y 2003. El grueso de la población casi el 80% llega en esos años”. El mayor número de migrantes ecuatorianos que viajaron a España pertenecen Quito y Guayaquil, seguido de Loja, Ambato y Cuenca.

Pues, “en esos años se juntan todos los factores que impulsan la migración: Crisis financiera, política, de final de siglo, de década de los 90 en Ecuador, gran inestabilidad política y económica, en donde se disparan los índices de la pobreza; y es también el momento en que la economía española crece y empieza a demandar trabajo barato y flexible para sus sistema laboral”, sostuvo.

La población ecuatoriana se dedicó mayoritariamente a trabajar en: Servicio doméstico, construcción, sector agroexportador y servicios en general. “Eso evoluciona con el tiempo”, precisaron los investigadores.

Sobre el retorno, Iglesias señaló que “ha habido retorno y es una obviedad que se ve en el propio Ecuador, pero no ha sido un retorno masivo y esa es una de las conclusiones que se da en nuestra investigación, que realmente la población de origen ecuatoriano está haciendo una apuesta por el arraigo en España con diferentes factores y uno de esto es haber tenido hijos e hijas en España”.

Al hablar de las cifras obtenidas antes y después de la crisis española, Iglesias aseveró que el nivel de vida antes de la crisis era bueno. “Relativamente altos, estábamos hablando que la tasa de desempleo de la población ecuatoriana, antes de llegar a la crisis, era de un 7,5% era prácticamente desempleo coyuntural, una tasa muy baja”.

Pero con la crisis, se perdió el empleo, los ingresos y la vivienda. “En torno a un 13% de la población de origen ecuatoriano o ha sido desahuciada, o tiene una orden de ejecución que todavía no se ha cursado, pero que se cursará”, comentaron los estadistas.

Actualmente, “la población ecuatoriana accede a la compra de vivienda, en el momento en que los intereses y las hipotecas eran más altos, llega la crisis, pierden esos sueldos y se encuentran con unos ingresos muy mermados y con una hipoteca que estaba por encima de los 1000 euros mensuales. Eso se convierte en una bomba de relojería que tarde o temprano explota”.

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0