Un extranjero con antecedentes penales no podrá ser expulsado de la UE si está a cargo de un menor

El abogado general del Tribunal de la UE cree que la expulsión sólo puede adoptarse por motivos "imperiosos" de seguridad pública

Comparte


Un extranjero que tiene la custodia exclusiva de un menor europeo no puede ser expulsado de un país de la Unión Europea (UE), ni se le puede denegar una autorización de residencia por el mero hecho de tener antecedentes penales, según un abogado del Tribunal de Justicia de la Unión.

 

El Abogado General opina que la legislación europea se opone, en principio, a la expulsión, aunque admite que, "en circunstancias excepcionales, puede adoptarse una medida de este tipo", según un comunicado del tribunal.

 

En particular, precisa, la expulsión "sólo puede adoptarse si es proporcionada y se basa en motivos imperiosos de seguridad pública y en la conducta personal del nacional no perteneciente a la Unión, conducta que debe constituir una amenaza real, actual y suficientemente grave".

 

Las conclusiones del jurista se refieren a dos casos concretos: el de un ciudadano colombiano, que tiene la custodia exclusiva de un hijo de nacionalidad española y de una hija de nacionalidad polaca que siempre han vivido en España y el de una mujer marroquí, madre de un hijo de nacionalidad británica que reside con ella en el Reino Unido y del que tiene la custodia exclusiva.

 

 

Debido a sus antecedentes penales, las autoridades españolas (en el caso del colombiano) y británicas (en el de la marroquí) les notificaron una denegación de autorización de residencia y una resolución de expulsión.


El Tribunal Supremo español y el Tribunal responsable de Inmigración y Asilo en Londres, preguntaron al Tribunal de Justicia qué incidencia pueden tener los antecedentes penales en el reconocimiento de un derecho de residencia basado en el Derecho de la Unión.

 

El Derecho de la Unión, opina el abogado, se opone a una ley nacional que establece, solo por el hecho de tener antecedentes penales, la denegación automática de una autorización de residencia al extranjero progenitor de un europeo menor de edad, que está a su cargo y reside con él en el Estado de acogida.

 

En los supuestos examinados, cree el letrado, los hijos pueden verse obligados a acompañar a su progenitor respectivo en caso de que este sea expulsado, dado que se encuentran bajo su custodia exclusiva.

 

De esa manera, deberían abandonar el territorio de la Unión, "lo que les privaría del disfrute efectivo de la esencia de los derechos que les confiere, no obstante, su estatuto de ciudadanos de la Unión", dice el comunicado.

 

El Abogado General concluye que la legislación comunitaria se opone a una ley nacional que exige la denegación automática de una autorización de residencia al nacional de un tercer país, progenitor de europeos menores de edad y de los que tiene la custodia exclusiva, debido a los antecedentes penales de ese nacional, cuando dicha denegación conlleve que esos hijos deben abandonar la UE.

 

Las recomendaciones de los abogados generales del Tribunal de Justicia no son vinculantes, pero suelen inspirar las sentencias finales de la máxima instancia judicial comunitaria.

 

Fuente: ABC

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0