¿Por que se encarece el servicio doméstico en 2016?

Parece mentira pero sí, es cierto. En 2016 los empleadores de trabajadores domésticos pagarán más cotización

Comparte


Digo que parece mentira porque la regulación del servicio doméstico es muy beneficiosa para los empleadores y esto de encarecer este servicio tan necesario no es algo que sea del agrado de nadie, aunque, tampoco es una subida demasiado grande. Todo hay que decirlo.

 

Antes de seguir, creo que es necesario matizar de que, aunque  normalmente se usa el término en femenino de “empleadas de hogar” es incorrecto. 

 

En realidad se trata de empleados domésticos porque, como la ley de servicio doméstico especifica, se incluyen en este régimen especial de Seguridad Social a:

 

-Empleados de limpieza de hogar

-Personal doméstico que realice funciones de guardería

-Jardineros

-Chófer/conductor particular

-otros

 

Así que, si trabajas como chófer o tienes contratado un chófer o jardinero, también debes incrementar el sueldo conforme al SMI de este año (2016) y ajustar en su nómina la cotización que aumentará un 015%, como explico más abajo.

 

Contratar a un empleado doméstico no es excesivamente caro, desde el punto de vista de los costes de despido, sin embargo, en cuanto a la cotización mensual que se paga a la seguridad social es bastante alta teniendo en cuenta que los empleados domésticos no tienen derecho a prestación por desempleo y por tanto, las prestaciones que obtienen son menores que las del resto de empleador de régimen general.

 

Viéndolo en cifras comparadas con el año pasado, los porcentajes quedan así:

 

En 2015, se pagaba un  21,7% por el empleador y un 4,10%por el empleado.

 

En 2016 se pagará un 22,45% por el empleador y un 4,25 % por el empleado.

 

Estos porcentajes se aplican sobre las bases que también han subido.

 

Las bases de cotización son las cantidades sobre las que se aplican los porcentajes de cotización, es decir, el trabajador no cotiza el 4,25% de lo que cobra sino de la base que corresponde a lo que cobra. 

 

Las bases se elijen según el salario, que también ha subido: por horas ha pasado de 5,05€/hora a 5,13€/hora.

 

Para ser práctica, que es lo que pretendo con cada artículo, voy a poner un ejemplo comparativo entre lo que se pagaba en 2015 por tener contratado un empleado de hogar a media jornada y lo que se paga en 2016 con la subida de las tarifas, bases y salario.


 

Por ejemplo, por un trabajador de 20 horas semanales en 2015 el salario mínimo con pagas incluidas eran 378,35 €/mes. A ese sueldo, le correspondía como base de cotización 440,36 €.

 

A esos 440,36 es a lo que se aplicaba el porcentaje de cotización que era de 21,70 % para el empleador y 4,10% para el empleado.

 

 

Así que, en 2015, por media jornada se pagaban a la seguridad social  95,55 €/mes por el empleador y 18,05 €/mes por el trabajador.

 

Ahora el 2016, el sueldo mínimo para media jornada son 382,20€/mes . A ese sueldo le corresponde como base de cotización  442,56 €.

 

A esos 442,56  es a lo que se aplica el porcentaje de cotización que es de  22,45% a pagar por el empleador y 4,25% a pagar por el trabajador.

 

Así que, ahora, en 2016, se pagan 99,35€/mes por el empleador y 18,80€/mes por el trabajador.

 

 

Por cierto, si no sabías bien cuál era tu “convenio” de aplicación, te informo de que no es un convenio en sí sino que la relación laboral en el Hogar se rige por el Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar y por el estatuto de los trabajadores.

 

Es una ley muy sencilla de consultar tanto para los empleadores como para los empleados en caso de que se tenga alguna duda porque sólo tiene 13 artículos y no están redactados de forma demasiado confusa.

 

En concreto, el artículo 8 si le dieras la oportunidad y lo leyeras,  resolvería todas las dudas sobre retribuciones la forma en la que te pagan, incrementos… así que léelo o apúntalo y cuando tengas dudas sobre este tema sabrás cómo resolverlas

 

Artículo 8. Retribuciones

 

1.El Salario Mínimo Interprofesional, fijado anualmente por el Gobierno, es aplicable en el ámbito de esta relación laboral especial, de acuerdo con los términos y condiciones establecidos en el ordenamiento laboral común. Dicho salario mínimo se entiende referido a la jornada de trabajo completa a la que se refiere el artículo 9.1 de este real decreto, percibiéndose a prorrata si se realizase una jornada inferior.

 

Este salario podrá ser objeto de mejora a través de pacto individual o colectivo.

 

2. Las percepciones salariales se abonarán por el empleador en dinero, bien en moneda de curso legal o mediante talón u otra modalidad de pago similar a través de entidades de crédito, previo acuerdo con el trabajador. No obstante, en los casos de prestación de servicios domésticos con derecho a prestaciones en especie, como alojamiento o manutención, se podrá descontar por tales conceptos el porcentaje que las partes acuerden, siempre y cuando quede garantizado el pago en metálico, al menos, de la cuantía del salario mínimo interprofesional en cómputo mensual y sin que de la suma de los diversos conceptos pueda resultar un porcentaje de descuento superior al 30 por 100 del salario total.

3. Los incrementos salariales deberán determinarse por acuerdo entre las partes. En defecto de acuerdo se aplicará un incremento salarial anual igual al incremento salarial medio pactado en los convenios colectivos según la publicación de la Subdirección General de Estadística del Ministerio de Trabajo e Inmigración del mes en que se completen doce consecutivos de prestación de servicios.

4. El empleado de hogar tendrá derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año que se percibirán, salvo pacto en contrario, al finalizar cada uno de los semestres del año, en proporción al tiempo trabajado durante el mismo. Su cuantía será la que acuerden las partes, debiendo ser suficiente para garantizar, en todo caso, el pago en metálico, al menos, de la cuantía del salario mínimo interprofesional en cómputo anual.

5. Para la retribución de los empleados de hogar que trabajen por horas, en régimen externo, el salario mínimo de referencia será el que se fije en el real decreto por el que se fija anualmente el salario mínimo interprofesional para los trabajadores eventuales y temporeros y empleados de hogar, que incluye todos los conceptos retributivos; este salario mínimo se abonará íntegramente en metálico, en proporción a las horas efectivamente trabajadas.

6. La documentación del salario se realizará mediante la entrega al trabajador de un recibo individual y justificativo del pago del mismo, en la forma acordada entre las partes o, en su defecto, conforme a lo señalado en el artículo 29.1 del Estatuto de los Trabajadores.

De acuerdo con lo previsto en la disposición adicional tercera, el Ministerio de Trabajo e Inmigración pondrá a disposición de los empleadores modelos de recibos de salarios para el cumplimiento de lo establecido en este apartado.

 

Si este post te ha gustado, compártelo. Ayudarás a difundir información útil para alguien más.

 

Beatriz Murillo

Abogada

www.bmurilloabogada.com

 

¿TIENES DUDAS?

 

Puedes dejar tu consulta en el formulario que encuentras a continuación y la abogada Beatriz Murillo te responderá en esta misma página.

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0