¿Vale la pena recurrir cuando te deniegan los papeles?

¿Merece la pena presentar un recurso de reposición?

Comparte


El recurso de reposición es algo así como una “reclamación” contra una actuación administrativa que por algunos motivos se considera por el interesado que no es adecuada.

 

Hay que tener claro que presentando un recurso de reposición se está reclamando al mismo órgano que ha tomado una decisión con la que no estamos de acuerdo así que, puedes imaginarte las posibilidades de éxito

 

Pero no sólo las posibilidades de éxito sino que además, cuando se presenta un recurso de reposición, las probabilidades de que nunca tengamos una respuesta son altas también.

 

Por eso, es lógico preguntarse si merece la pena presentar un recurso de reposición o no hacerlo cuando se ha recibido alguna resolución administrativa con la que no sólo no estamos de acuerdo sino que entendemos que tenemos algo de razón si no, toda la razón.

 

Entonces, a la pregunta ¿merece la pena presentar un recurso de reposición?, la respuesta es: depende.

 

Si se quiere ganar tiempo, sí:

 

Muchas veces se presenta como estrategia procesal. Piensa que si recibes una resolución con la que no estás de acuerdo, tienes 2 meses de plazo para decidir, preparar y presentar una demanda o recurso contencioso.

 

Si se presenta un recurso de reposición, aunque no muy bien hecho, automáticamente se gana tiempo para decidirlo o prepararlo.

 

Piensa que hay veces que se necesita adjuntar documentación y conseguirla puede llevar tiempo así que, tiene cierta utilidad este tipo de recurso y por eso no hay que despreciarlo tan rápidamente.

 

Se trata de usar este recurso como una herramienta cuando se necesita.

 

Si se quiere reclamar pero con un coste menor que si se hace judicialmente, también es apropiado:

 

Hay veces en las que se piensa que se tiene razón pero no se está dispuesto a llegar a demandar porque no se quieren generar demasiados costes o no merece la pena, pero tampoco se quiere dejar pasar.

 

 

Publicidad


 

Esto no significa que se deba presentar de cualquier manera redactado. De hecho, si se hace para convencer y no para que el plazo no se nos pase, es muy recomendable que lo haga un abogado y no el propio interesado.

Los honorarios de abogado no serán los de una demanda y juicio así que, es totalmente recomendable.

 

(Créeme que se lee cada escrito hecho por uno mismo en un momento de rabia contra la Administración…)

 

Recuerda que se hace para agotar la posibilidad de: ¿y si lo leen?, ¿y si responden pronto y se soluciona el problema? Así que, sería una pena que no fuera un escrito convincente, limpio y “fácil” de leer.

 

El recurso de reposición es potestativo. En realidad se llama “recurso potestativo de reposición” que significa, en otras palabras, recurso que se está en facultad o derecho de hacer con la intención de que la misma administración o autoridad que ha tomado esa decisión lo reconsidere en base a lo que se alega.

 

Como digo, depende de varios factores el hecho de que funcione o no el hecho de presentar un recurso así:

 

-Política que haya establecida en esa Administración en cuanto a los recursos.

 

-Volumen de trabajo que tengan. Puede que sea tanto que ni siquiera nadie llegue a leerlo.

 

-Personalidad de quien se encarga del expediente y examina el recurso presentado. Si es razonable, comprensivo, entiende la importancia e implicaciones que sus resoluciones tienen para los interesados.

 

Eso sí, si no responden o lo desestiman, debes tomarlo con deportividad.

Era sólo una posibilidad.

 

Voy a poner como ejemplo este recurso que sí estimaron. (Puedes ver las resoluciones en mi blog) 

 

Tardaron unos meses y ya nos planteábamos pasar al recurso contencioso pero ¡lo estimaron!

 

En este caso se trataba de un procedimiento de administrativo extranjería, en concreto de arraigo en el que habían denegado la solicitud de manera que me pareció injustificado y no había necesidad de volver a hacer una nueva con los costes que supondría para mi cliente en cuanto a la nueva solicitud de documentación en su país de origen.

 

Por eso, en su caso, no dudé en intentar el recurso de reposición.

 

La otra opción era volver a hacer una solicitud pero tomamos la decisión de arriesgarnos con el recurso y funcionó.

 

Esta es la parte de la resolución en la que se deniega la solicitud.

 

Y esta es la prueba de que hay veces en las que sí responden y estiman los recursos de reposición y por tanto sí merece la pena presentar un recurso de reposición, porque hay veces que alguien los lee, tiene una buena actitud ante ellos y si ve que es algo coherente lo que se presenta, lo estima.

Si este articulo te ha gustado, compártelo. Ayudarás a difundir información útil para alguien más.

 

Beatriz Murillo

Abogada

www.bmurilloabogada.com

 

¿TIENES DUDAS?

 

Puedes dejar tu consulta en el formulario que encuentras a continuación y la abogada Beatriz Murillo te responderá en esta misma página.

Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juan Cañizales (martes, 14 junio 2016 22:26)

    Hola... Mi consulta es la siguiente .... Me casé con una residente y me dieron tarjeta de residencia por reagrupación familiar.... Me separé de esta persona... Q debo hacer ahora para seguir viviendo en España sin problema?