Curiosidades sobre el túnel más largo del mundo

Obreros quienes tuvieron que soportar temperaturas de hasta 50 grados centígrados debajo de la tierra y mucho más

Comparte


Los operarios han terminado en torno a las 14.30 horas,  la excavación una etapa esencial en su construcción a la que han asistido en directo más de 200 personas, que han roto en aplausos en el momento en el que se ha desplomado la última pared de roca. Ahora comienza una nueva fase para ultimar un túnel situado a 2.000 metros bajo tierra y destinado a enterrar todo el transporte de mercancías para preservar su medio ambiente. La obra se inició hace casi 20 años y se reanudó a finales de los noventa después de su aprobación en un referéndum popular.

 

El túnel tiene una longitud de 57,1 kilómetros y una profundidad máxima por debajo de la roca de 2.300 metros, una proeza técnica que requirió 17 años de trabajos.

 

Se han extraído del macizo 28,2 millones de toneladas de piedra.

 

Se han instalado 290 kilómetros de vía y 380.000 traviesas.

 

En total han trabajado 2.400 obreros repartidos en tres turnos durante las 24 horas del día y siete días por semana, quienes tuvieron que soportar temperaturas de hasta 50 grados centígrados debajo de la tierra.

 

En total, considerando las pasillos y galerías de aireación y de seguridad, la extensión de la obra es de 152 kilómetros.

 

El nuevo enlace ferroviario permitirá la circulación diaria de 325 trenes, de los que unos 260 podrán ser de carga y 65 de pasajeros.

 

Los primeros podrán alcanzar una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, mientras que los segundos circularán a una velocidad media de 200 kilómetros por hora, aunque podrán llegar a los 250 kilómetros por hora.

 

 

 

 

 

Publicidad


Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0