Noche de San juan, ¿ sabías como se celebra en Latino América?

En la noche de San Juan en Argentina se tiene como costumbre caminar sobre el fuego.

Comparte


La noche de San Juan o la fiesta de San Juan es una festividad muy conocida por el pueblo, pero ¿sabes sus orígenes,  lo que evoca realmente y como se celebra este día en algunos países de Latino América?

 

La Víspera de San Juan o Noche de San Juan es una festividad cristiana, y que coincide con otras fiestas de origen pagano, en la que se suelen encender hogueras, pedir deseos,  fuegos, ligada con las celebraciones en las que se festejaba la llegada del solsticio de verano, el 21 de junio en el hemisferio norte, cuyo rito principal consiste en encender una hoguera.

 

La finalidad de este rito era "dar más fuerza al sol", que a partir de esos días iba haciéndose más "débil" los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno.

 

Simbólicamente el fuego también tiene una función "purificadora" en las personas que lo contemplaban.

 

Se celebra en muchos puntos de Europa, como España, Portugal, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Reino Unido

 

En muchos paises de  Latino América la festividad fue introducida por los colonos portugueses que continuaban, en su nueva tierra, la tradición de celebrar esta fiesta.

 

 

En Brasil se celebra con deliciosas comidas, música tradicional, exhibiciones de  fuegos artificiales, se tiene la constumbre de lanzar un  globo de papel seda, además de sus bailes típicos y vistosas coreografías. Las ciudades de Campina Grande y Caruaru, en el noreste brasileño, se han destacado por organizar las Fiestas juninas más grandes y bonitas de todo el país. 

 

 

 

En Argentina San Juan es una celebración de dos elementos purificadores: el fuego y el agua; por eso se dice que los puros de corazón pueden caminar sobre el fuego sin quemarse y que las aguas se purifican en la noche del 23 de junio. 

 

 

El único ritual que me mantiene en pie es el paso por el fuego, claro que no es llama viva, sino un camino de brasas encendidas que debe tener 2 metros de largo por 1 de ancho.

 

Otros dicen que los pies secos garantizan que uno pase sin daños. Lo cierto es que la tatapÿi ári jehasa o pasada por las brasas es el desafió más atractivo de la fiesta de San Juan, junto a  la quema del “hombre viejo”, un muñeco que se hace con papeles y ropas viejas, y simboliza todo lo quiere enterrar en el pasado. En Paraguay, este mismo muñeco recibe el nombre de Juda Kai y representa al personaje más odiado de la sociedad en ese momento, que se lo prende fuego para exorcizar su mala influencia.

 

 

 

 

En Perú quizás la costumbre más habitual durante esta fiesta sea la de desayunar, almorzar y cenar el famoso juane. Elaborado a base de arroz, huevos, aceitunas y presas de gallina, se trata de un plato regional que se sirve envuelto en hojas de bijao o plátano, formando una bola que representa la cabeza decapitada del Bautista, de quien toma directamente el nombre.

 

 

Cuba cuenta con casi tres siglos de historia, las fiestas de San Juan en la ciudad de Camagüey, en el centro-este de Cuba, se caracteriza por su ambiente carnavalesco y colorido. Disfraces, desfiles de comparsas y congas recorren las principales calles de la ciudad. Y si al hambre aprieta, siempre podemos recurrir al ajiaco, un plato tradicional cubano con carne, especias y maíz.

 

La Fiesta Patronal de San Juan Bautista, finalmente termina con el entierro de un muñeco, la tradición consistente en la quema de un muñeco alegórico al santoral. El acto es secundado por un mar de pueblo, que aunque esté bañado por un sol intenso, espera que de repente el cielo se nuble y rompa a llover (mágicamente así sucede muchas veces) acontecimiento que atribuyen al funeral y que según la costumbre augura prosperidad.

 

 

                  Comparte este articulo.


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0