Ningun menor de Valencia que lo necesite se va a quedar sin la ayuda que garantice su alimentación durante el periodo estival.

Jordi Peris anuncia la aprobación de una partida de 250.000 euros para estas ayudas, otra para material escolar de 228.000, y una tercera de 841.500 para gastos de comedor en el curso 2016-2017.

Comparte este articulo


 

 

El Ayuntamiento ha aprobado esta mañana una partida de 250.000 euros para atender el gasto que supongan las ayudas de alimentación durante el periodo no escolar, de julio a septiembre, dentro de los programas de atención a menores en situación de riesgo o vulnerabilidad. Jordi Peris ha señalado que ningún niño que lo necesite se va a quedar sin esta ayuda canalizada a través de los Centros Municipales de Servicios Sociales. El concejal ha informado también de la aprobación de otra partida de 228.000 para ayudas de material escolar del curso 2015-2016 y una tercera de 841.500 euros para ayudas de comedor el próximo curso.

 

Respecto a las de este verano, Peris ha señalado que “son ayudas destinadas a menores empadronados en Valencia, escolarizados tanto en infantil como en primaria o secundaria, y los criterios de concesión hacen referencia a situaciones de desempleo por parte de las familias, deterioro económico producido por la ausencia de uno de los progenitores o falta de atención a los menores a causa de enfermedad de las personas que los atienden”.

 

La partida para atender este gasto asciende a 250.000 euros, y la herramienta para hacer llegar las ayudas a sus destinatarios son los centros municipales de servicios sociales, “porque van a llegar a todos aquellos menores identificados en los centros por estar en una situación de riesgo o vulnerabilidad”. Peris ha explicado que “en el caso de que un niño esté participando en una actividad educativa organizada por el Ayuntamiento, las ayudas vendrán a cubrir los gastos de comedor, y en el caso de aquellos menores que no están participando en actividades educativas municipales, lo que se hará es suplementar automáticamente la ayuda que esa familia recibe por parte del Ayuntamiento”.

 

Esa articulación a través de los centros municipales de las ayudas se hace de oficio. ”Todos los menores que están identificados por una situación de vulnerabilidad y riesgo recibirán estas ayudas automáticamente. Podemos garantizar que ningún menor de esta ciudad a quedar sin la ayuda que garantice su alimentación durante el periodo estival”

 

   Comparte este articulo


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0