Colombia y Venezuela pactan no permitir otro paso masivo en la frontera

Los dos países se reúnen para intentar abrir el paso de forma permanente después de la llegada de más de 130.000 venezolanos en el fin de semana

Comparte este articulo


 

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, por orden del presidente, Juan Manuel Santos, se ha reunido el lunes con autoridades locales de ambos lados de la frontera que une por tierra Colombia y Venezuela para evaluar la entrada de más de 130.000 venezolanos durante el pasado fin de semana. "No se va a volver a repetir una situación como la de estos días", ha dicho la ministra, "la próxima apertura será la definitiva". La decisión se toma de manera conjunta entre ambos países. Colombia seguirá permitiendo el paso de enfermos y escolares a través de los corredores humanitarios que funcionan desde el pasado agosto cuando el mandatario venezolano Nicolás Maduro decretó el estado de excepción en la zona y cerró su lado de la linde.

 

"Cada una de estas aperturas ha retrasado las negociaciones", ha asegurado José Guillermo Vielma Mora, gobernador del Estado venezolano de Táchira, uno de los más próximos a Colombia. El político se ha convertido en el único portavoz de Venezuela en esta coyuntura. "Estoy ansioso por abrir la frontera, pero de manera legal y segura", ha dicho para después aclarar que lo que ha sucedido los dos últimos días no ha sido una ilegalidad, sino una "manera sorpresiva" de permitir el tránsito a sus conciudadanos. El gobernador ha explicado que el próximo fin de semana las autoridades venezolanas "probarán sistemas de registro en los puentes para garantizar una buena apertura". Ninguno de los dos países prevé una llegada por sopresa. "Lo que ha sucedido estos días es que desde Venezuela se invitaba a los ciudadanos a pasar", ha afirmado la ministra.

 

Holguín ha reafirmado que la reunión con su homóloga venezolana, la canciller Delcy Rodríguez, se celebrará, pero sigue sin dar detalles de dónde se celebrará, ni de si se mantiene la fecha prevista para el 4 de agosto. Cuando llegue ese momento, ambos países tendrán que haber aclarado cómo van a trabajar de manera conjunta en la lucha contra el contrabando, uno de los principales males que asola una porosa frontera de más de 2.000 kilómetros con presencia de bandas criminales y grupos guerrilleros. "Es una de las condiciones para que posteriormente se produzca el encuentro entre los presidentes", ha dicho la ministra de Exteriores.

 

Los más de 130.000 venezolanos que durante el fin de semana compraron productos de primera necesidad en la ciudad de Cúcuta, capital del departamento del Norte de Santander, en el noreste de Colombia, desembolsaron 4.000 millones de pesos (1,3 millones de dólares), a una media de 40.000 pesos por persona (poco menos de 18 dólares, más de un salario básico en Venezuela)

 

El éxodo masivo ha abierto otro escenario. ¿Qué sucede con los ciudadanos que no regresan a Venezuela? El organismo de Migración sigue sin dar el dato definitivo de los que retornaron. A las seis de la tarde del domingo, un 70% de los más de 88.000 que cruzaron habían vuelto a sus casas. A la espera del porcentaje final, Holguín ha reiterado que en los próximos días operativos de la Policía y migratorios llevarán a cabo controles para certificar que todo aquel que se haya quedado tenga la documentación en regla. "Le damos la bienvenida a los extranjeros siempre que sea de manera legal, el resto serán expulsados".

 

Fuente: El país

 

   Comparte este articulo


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0