Colombia considera "deportaciones voluntarias" la salida de miles de cubanos por la selva

A través de una tutela judicial, los migrantes cubanos en Colombia piden que se respete el debido proceso y que cese la persecución de la que están siendo víctimas

Comparte este articulo


De los casi 1.800 migrantes cubanos que permanecían en Turbo, un pueblo ribereño de Colombia en la frontera con Panamá, quedan poco más de 300. Aunque las autoridades colombianas aseguran que la cifra se ha reducido porque la mayoría se ha acogido a la deportación voluntaria, lo cierto es que quienes han salido de Colombia lo han hecho, desesperados, porque no tienen más opciones. En la práctica, lo que han llamado como deportaciones voluntarias han sido las salidas de miles de cubanos hacia la selva. Solo 14 cubanos han sido llevados de regreso a su país durante la última semana.

 

La situación que ha obligado a que cientos de migrantes se lancen a la selva del Darién hasta llegar a algún punto de Panamá y de ahí continuar hasta pisar tierra norteamericana ha sido motivada por la presión que han recibido en los últimos días por parte de la Policía y por la advertencia de que si no se van serán deportados a la fuerza a Cuba.

 

La crisis ya despertó un pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que, entre otras cosas, recuerda que “antes de promover la salida voluntaria, es obligación del Estado identificar migrantes que tengan necesidades especiales de protección, tales como solicitantes de asilo y refugiados, personas sujetas a protección complementaria, víctimas de trata, entre otros, y adoptar medidas para su protección”.

 

La situación también generó acciones legales contra el Estado Colombiano. Este martes se interpondrá, en nombre de los migrantes cubanos, una acción de tutela contra la Cancillería colombiana, Migración y la Policía con el fin de que se protejan sus derechos “a la aplicación del principio de no devolución, debido proceso administrativo, libertad personal, integridad personal y salud, todos ellos en relación con la dignidad humana”, señala el abogado Juan Esteban Montoya, quien lidera el proceso legal de los cubanos en Turbo. “Vamos a solicitar la suspensión inmediata de la deportación por asuntos migratorios de los ciudadanos cubanos que se encuentren en el municipio de Turbo con el fin de proteger sus derechos y estudiamos elevar una petición de medidas cautelares ante la CIDH”.

 

Las autoridades insisten en que se ha reiterado a los migrantes que pueden acercarse a las oficinas de Migración Colombia para definir su condición migratoria y así acogerse, de forma individual, a una deportación voluntaria que les permitirá abandonar el territorio nacional por sus propios medios. Sin embargo, según la acción legal que será interpuesta “se está presionando a los ciudadanos cubanos para que soliciten un salvoconducto que les permita moverse libremente por el territorio colombiano durante cinco días. El problema es que Migración Colombia no advierte a las personas que acceden a este documento que al aceptarlo están firmando la deportación voluntaria, lo cual significa que al vencerse el plazo de los cinco días, el ciudadano cubano o extranjero que sea interceptado por la Policía Migratoria puede ser deportado inmediatamente a su país de origen o al país desde el cual ingresó a Colombia”.

 

Las autoridades de migración explican que la deportación voluntaria, a la que se han acogido más de mil cubanos, es una figura en la que el extranjero que se encuentra en condición irregular solicita ser deportado, asegurando que tiene los recursos para salir o abandonar el territorio nacional por sus propios medios.

 

“Nos preocupa lo que pueda sucederles a estos migrantes irregulares si deciden seguir las travesías que emprendieron bajo promesas de bandas delincuenciales dedicadas al tráfico de migrantes. También nos preocupa que sigan hacinados en espacios que no están diseñados para acoger personas”, señalan desde Migración. Los cubanos que permanecen en Turbo confían en que la justicia les ayude a solucionar su situación que con el paso de los días parece haberse puesto más difícil.

 

Fuente: El País

 

   Comparte este articulo


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0