El Consulado de México paga hasta 222 dólares a los pasajeros varados en Madrid

Aeroméxico ha ofrecido vales de comida a los viajeros atrapados en Barajas

Comparte este articulo


El consulado de México en Madrid ha prestado ayuda económica este martes a 98 de los 200 viajeros que llevan más de dos semanas atrapados en el aeropuerto de Barajas esperando un asiento en un vuelo de Aeroméxico. Los pasajeros solicitaron apoyo en una carta entregada al cónsul Bernardo Córdova Tello el pasado 5 de agosto, después de varios días durmiendo en la terminal. Según han informado fuentes de la embajada mexicana, la ayuda consiste en la entrega de 111 dólares en una primera etapa y otros 111 que recibirán antes del viernes. El consulado ampliaría la entrega de estos bonos en caso de que la situación de los viajeros que compraron billetes sujetos a disponibilidad no se solucione. 

 

La aerolínea explicó la semana pasada que este tipo de boletos son una prestación laboral para pilotos y sobrecargos y que no tienen garantía de asiento. El precio máximo del pasaje es de 637 dólares, mientras que la tarifa normal en estas fechas oscila entre 1.100 y 2.200 dólares.

 

La empresa ha ofrecido vales de comida por 11 dólares a los pasajeros en lista de espera. Este martes, un grupo de 24 viajeros ya ha podido volar hacia la capital del país. La aerolínea ha asegurado que en los próximos días irá aumentando el número de plazas vacías en los aviones a medida que se acerque el final de la temporada alta. 

 

“La lista de espera que hicimos al principio se respetó y comenzó a avanzar”, ha señalado Dulce Olveda, pasajera afectada e integrante de la comisión encargada de recabar la información de los turistas.

 

Desde que se dio a conocer la situación en la que están envueltos al menos 200 pasajeros por adquirir billetes que no les garantizaban un asiento, diversas asociaciones se han puesto en contacto con ellos para brindarles ayuda. El grupo Mexicanos en Madrid, a través de redes sociales, ofrece mantas, comida e incluso espacios en sus hogares a quienes siguen esperando regresar a casa. 

 

Fuente: El País

 

   Comparte este articulo


Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0