Venezuela expulsa a un reportero y deniega la entrada a otros cuatro medios para cubrir la manifestación

El reportero de The Miami Herald Jim Wyss fue detenido y deportado a Panamá

Comparte este articulo


El reportero del diario The Miami Herald, Jim Wyss, fue detenido esta noche por las autoridades venezolanas y deportado a Panamá. Wyss, jefe de la oficina para la región andina del diario –con base en Bogotá-, había llegado el martes a la capital venezolana para cubrir la marcha convocada por la oposición prevista este jueves bajo el nombre de La Toma de Caracas. Según informó el rotativo desde Miami, Wyss fue expulsado del país por carecer de las acreditaciones oficiales para periodistas extranjeros.

 

“Jim Wyss viajó a Venezuela como periodista para reportar una historia que es extremadamente importante para nuestros lectores y para América Latina”, reaccionó la Editora Ejecutiva del diario, Aminda Marqués González. “Estaba haciendo su trabajo cuando fue detenido”.

 

Wyss ya había sido objeto de una medida similar en noviembre de 2013, cuando viajó al estado de Táchira, en los Andes suroccidentales venezolanos, para hacer un reportaje sobre las elecciones municipales y la crisis de desabastecimiento en esa provincia fronteriza con Colombia. Entonces buscó la versión de un oficial responsable de la zona militar local, quien lo hizo detener durante un día. Luego fue expulsado del país.

 

El mismo martes de la llegada de Wyss, los funcionarios de inmigración en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, que sirve a la ciudad de Caracas, impidieron la entrada al país de un equipo del canal Al Yazira, con sede en Catar. El equipo, conformado por la periodista Teresa Bo, la productora Lagmi Chávez y el camarógrafo Mariano Rosendi, llegaba desde Buenos Aires. Se les obligó a volar a Bogotá.

 

Este jueves, las autoridades migratorias declararon como “no admisibles” a los reporteros César Moreno, de Radio Caracol de Colombia; John Otis, corresponsal del servicio público de radiodifusión de Estados Unidos, NPR; y Marie-Eve Detoeuf, enviada especial del diario Le Monde de París.

 

El presidente Nicolás Maduro y otros voceros de su Gobierno se refieren con frecuencia a una “conspiración mediática” contra la Revolución Bolivariana, de la que harían parte grandes conglomerados comunicacionales de todo el mundo, en coordinación con las agendas de la oposición venezolana y de Estados Unidos.

 

Fuente: El País

 

   Comparte este articulo


 

Publicidad

 

Comentarios:

Escribir comentario

Comentarios: 0