Colombia regulará las Cirugías Plásticas

El aumento del tamaño de los senos continúa siendo el procedimiento quirúrgico más frecuente entre las mujeres, con un crecimiento del 10,4% desde 2014.

Comparte este articulo


El cambio de imagen a través de cirugías estéticas y plásticas se ha convertido en un arma de doble filo en Colombia, pues muchos médicos se lanzan a practicarlas sin contar con la experticia y la formación suficientes. Esa es una de las razones por las que cotidianamente se conocen casos de pacientes que sufren secuelas de por vida e incluso mueren por complicaciones de estos procedimientos.

 

A raíz de esta situación, a mediados de agosto los ministerios de Educación y de Salud, algunas sociedades científicas, la academia y el senador Jorge Iván Ospina, radicarán en el Congreso un proyecto de ley que endurece los requisitos para la práctica en el país de cirugías plásticas y estéticas.

 

Entre los aspectos que contemplará esta iniciativa, en cuya redacción participa una mesa técnica designada por ambos ministerios, están la exigencia a los médicos de contar con algún tipo de especialidad referente a la cirugía plástica y la regulación de los sitios en los que se practican estos procedimientos. 

 

Para los actores involucrados, sin embargo, es claro que el problema no es solo de requisitos más exigentes, también de formación. Por eso, además de la presentación del proyecto de ley, se anunció la creación de una comisión de expertos que durante los próximos seis meses evaluará los desafíos de la formación médica (en pregrado y posgrado) de estos profesionales de la salud, con el fin de determinar si es necesario reorientarla.

 

El senador Ospina, quien ya había presentado un proyecto de ley en el 2014 para regular a los médicos que realizan cirugías plásticas, pero que se hundió por falta de trámite en la Cámara de Representantes, explica los principales aspectos que contemplaría este proyecto de ley.

 

Este proyecto ahora sí exigiría especialidad para poder operar…

Así es. Pretendemos que los médicos tengan especialidad, además de un proceso formativo sólido de tres a cuatro años, lo que genera unas competencias muy claras para hacer cirugía estética y plástica. Eso significaría que estos procedimientos de alta y mediana complejidad estarían proscritos para aquellos que no tengan esas competencias de formación.

 

Cirugías de este tipo siempre tienen un riesgo, ¿van a responsabilizar más a los médicos?

El paciente debe tener un consentimiento informado suficientemente amplio por parte del médico con relación al tipo de cirugía a la que se someterá, la envergadura, los riesgos y, además, que sepa que con estos procedimientos hablamos de una acción de medio y no de resultado. Para proteger a la persona que se va a someter a estos procesos, añadimos un punto acerca de la adquisición obligatoria de una póliza que sufrague los gastos en caso de que se presenten complicaciones. Cada ciudadano está en su derecho de hacerse cualquier procedimiento, pero lo ideal es que se ponga en manos de profesionales altamente calificados, en las condiciones tecnológicas y locativas apropiadas.

 

¿Cómo piensan regular a quienes dicen ser cirujanos plásticos, pero a la hora de la verdad no lo son?

Mediante la creación de un registro nacional de los cirujanos debidamente acreditados. Pensamos que debe ser una página web a cargo del Ministerio de Salud en el que el paciente pueda encontrar el nombre del especialista, la universidad de la que proviene y el énfasis de la cirugía que adelanta. Así las cosas, los médicos que no tengan la formación que exigimos no podrán estar inscritos en el registro nacional. Aspiramos a que la comunidad esté lo suficientemente informada para saber quién es su cirujano.

 

¿Y frente a las instalaciones e insumos?

Todo quirófano en el que se adelante cirugía plástica de alta o mediana complejidad debe estar acreditado bajo los estándares de calidad que exija el Ministerio de Salud. El médico que lleve a cabo estas cirugías sin las condiciones técnicas tendrá que asumir la total responsabilidad de las complicaciones del paciente. Además, el proyecto de ley contempla que todo hospital o clínica que posibilite que un personal que no esté lo suficientemente calificado practique procedimientos en esos lugares, tendrá una sanción de hasta 5 mil salarios mínimos legales vigentes (unos $3.447 millones). Frente a los insumos buscaremos que tengan trazabilidad, es decir, que pueda saberse de dónde provienen y que el laboratorio tenga certificación del Invima para poder hacerles seguimiento.

 

La publicidad es uno de los mayores insumos de los cirujanos, ¿también la van a controlar?

Se hará control a la publicidad engañosa que le promete a la gente que va a salir del quirófano tipo ‘James Bond’, cuando eso nunca va a pasar. Convocamos también a los medios de comunicación para que solo promocionen publicidad de quienes se encuentren en el registro nacional de médicos acreditados.

 

¿Qué papel cumplirá la mesa técnica de expertos?

Esta mesa es la que ayudará a consolidar los temas que nos quedan pendientes por meter en el proyecto.

 

 

   Comparte este articulo


Escribir comentario

Comentarios: 0