Muere el niño de tres años ahogado en una piscina de Chiva

Los sanitarios del SAMU lograron recuperar sus constantes vitales pero al llegar al hospital el menor pereció

   Comparte este articulo


 

Hicieron todo lo que estaba en sus manos y más, pero pese a las maniobras de reanimación cardiopulmonar y lograr que el pequeño recuperara las constantes vitales, al poco de llegar al Hospital La Fe de València el médico certificó el fallecimiento del menor. El niño, de tres años, se había caído al agua en la piscina del chalé familiar, en la urbanización El Bosque de Chiva, como adelantó ayer en exclusiva Levante-EMV. 

 

Hasta dos ambulancias del SAMU acudieron inmediatamente al lugar de los hechos tras recibir un aviso del 112 a las 20.30 horas del pasado viernes. Tan sólo habían transcurrido cinco minutos cuando un SAMU perteneciente a la base de Buñol, y que en ese momento se encontraba por la autovía A-3, llegó al chalé donde se encontraba el pequeño con síntomas de ahogamiento. 

 

 

Su hermana, de unos diez años, fue quien se lo encontró flotando en el agua de la piscina. Rápidamente se arrojó para sacarlo y lo sacó de la misma, aunque éste apenas respiraba. 

 

Una segunda ambulancia del SAMU acudió también apenas unos minutos después y se sumó a las labores de reanimación cardiopulmonar (RCP). Fuentes sanitarias remarcaron que todas las unidades del SAMU cuentan con desfibriladores, aunque en este caso las maniobras no requerían el uso de este aparato. 

 

 

Una hora de reanimación 

 

Durante cerca de una hora los sanitarios de ambas ambulancias trataron de reanimar al pequeño hasta que finalmente lograron que éste recuperara las constantes vitales. Asimismo, agentes de la Policía Local de Chiva y de la Guardia Civil coordinaron el dispositivo sanitario y tranquilizaron a los padres del niño en estos momentos de tensión en los que se temía seriamente por su vida. 

 

El menor fue trasladado con vida al Hospital La Fe de València en estado crítico, como informó este periódico. Pero a los pocos minutos de ingresar los peores presagios se hicieron realidad y el médico certificó su fallecimiento. 

 

El juez autorizó el levantamiento del cadáver y el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de València donde se le realizará la autopsia aunque todo indica que murió por insuficiencia respiratoria tras ahogarse por el agua de la piscina.

 

Desde aquí queremos enviar un mensaje de aliento y nos unimos al dolor de la familia. 

 

 

 

Comparte este articulo


Escribir comentario

Comentarios: 0