"Estoy aburrida de luchar por la nacionalidad"

Miledis Castillo, cerca de su casa, en el distrito del Eixample.  /Foto de  JOAN PUIG

   Comparte este articulo


Conseguir la nacionalidad española es el sueño de muchos inmigrantes que proyectan su vida en nuestro país. Pero no es un trámite fácil. Y no solo por lo complicado que resulta presentar el expediente, sino por la burocracia que arranca una vez han entregado todos los documentos que se les solicita. Miledis y Sonia son dos de estas decenas de miles de personas que están esperando a que el Gobierno les diga si son o no, a efectos de la ley, españolas. 

 

Llegó a Barcelona en el 2010 y eso ya dice mucho de la personalidad de esta joven nicaragüense de 34 años. Aterrizó en un país sumido en una profunda crisis y sin mucha esperanza de que la cosa se resolviera a corto plazo. Miledis Castillo traía bajo el brazo una licenciatura en Agronegocios (cinco años de carrera) y pensó que por muy mal que estuvieran las cosas, no estarían peor que en su tierra natal. Pero han ido pasando los años. Y sin conseguir la nacionalidad, se siente estancada. "Te queda un poco la sensación de que por mucho que te esfuerces, siempre hay una barrera, algo que no controlas, que nunca podrás superar".

 

Su historia es la de muchas mujeres latinoamericanas que vinieron a España atraídas por el sueño europeo. En su caso hay que sumarle una formación académica que generaba expectativas y que ha terminado por multiplicar su "frustración". "Porque todos esperamos poder dedicarnos a aquello que hemos estudiado, aunque no me gusta quejarme porque me he encontrado muy buenas personas por el camino". Como la familia que regularizó su situación y para la que trabajó cuidando de la casa y los niños durante cinco años. O las buenas amistades que ha hecho en la ciudad. Pero a pesar de haberse integrado, hay algo que no la deja avanzar: la nacionalidad.

 

A por el inglés

 

Hizo el examen de conocimientos culturales y constitucionales en mayo del 2016 y sabe que lo pasó con buena nota, pero desconoce cuál es la situación de su expediente. Pagó las tasas, se preparó -"el material de estudio está bien estructurado y las preguntas tienen sentido"-, adjuntó todos los documentos necesarios para cursar la petición y la presentó. Casi dos años después, ni una noticia. No es un caso aislado, puesto que el Gobierno lleva un retraso considerable: entre dos y tres años de espera.

 

Miledis se siente "engañada". Por los meses que pasó preparándose y que siente que fueron en vano. También "confundida", porque no tiene muy claro qué hacer. "Estoy aburrida de luchar y de ver que nada cambia y que tampoco puedo hacer nada", lamenta. 

 

Fuente: elperiodico.com


Comparte este articulo


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Alberto (miércoles, 02 mayo 2018 18:06)

    Yo llevo desde el 2014 esperando la nacionalidad i nada me pidieron otra vez los antecedentes penales en noviembre del 2017 i ya llevan 6 meses i no lo an terminado de leer

  • #2

    Dayanna (jueves, 03 mayo 2018 09:17)

    A mi me la concedieron en el año 2014... en vinaroz y aún sigo a la espera de la partida de nacimiento �